miércoles, 30 de diciembre de 2015

¿FIESTAS INFELICES?

+

¿Felices fiestas? Me dice un amigo que se trata de una expresión muy usada, según él no por ignorancia (ya que no hay fiestas que no sean felices), pero creo que, al igual que otros llamémosles disparates (para no ofender) la expresión está mal usada, quizás porque quienes la usan no son creyentes y pretenden con eso eliminar la palabra Navidad, que es la que yo uso al felicitar en ese y en otros días anteriores y posteriores a la fecha (¡Feliz Navidad!) y todo el que me conoce sabe que yo no creo ni en el que asó la manteca, pero la Navidad, desde que nací en este mundo tan “perfecto”, fue la palabra que usaron mis padres, mis maestros, mis familiares, mis amigos, mis conocidos, mis compañeros primero de estudios y después de trabajo, y estoy seguro de que algunos de ellos no creían ni en el potaje de frijoles negros, y siempre se usó esa expresión para desear lo mejor en estos días antes tan hermosos (la inocencia infantil siempre es hermosa) y ahora tan inciertos, pero por eso mismo hay que darle un toque de “optimismo” y pensar que tal vez el 2016 no sea tan nefasto (universalmente) como lo fue este que acabamos de pasar...

++

No es la única expresión que se usa mal: si fuera a citar todas no cabrían en una entrada como  ésta, que para las pocas, -por no decir ninguna persona- que me leen, debe ser lo más breve y concreta que yo pueda escribirla. Una de las que más me molesta, porque la veo en portadas de diarios que presumen de serios, es aquella que repite sin cansarse: “a por ellos”... usando 2 preposiciones que con sólo una de ellas bastaría para expresar lo que se quiere. Pero en fin, que los malos hábitos son como los vicios. Un amigo cubano, profesor universitario él, del que no tengo noticias desde hace medio siglo ni sé si estará en Cuba todavía vivo o enterrado, me dijo una vez que era muy fácil renunciar a una virtud, pero que era casi imposible renunciar a un vicio, y tenía razón. Y esa costumbre de hablar mal y escribir peor es un vicio del que ni siquiera esos diarios “serios” han podido librarse. Como aquella otra de “ese arma”, “este área”, por ejemplo. Vicios del lenguaje o desconocimiento del mismo, trasmitidos de generación en generación, y después nos quejamos de lo mal que está el nivel de nuestros estudiantes superiores que casi ni entienden los textos que leen. Con esos truenos yo tampoco los entendería...

+++

En fin, que he sugerido a una asistente del edificio que nunca lee porque no tiene ese hábito ni le gusta un poquitín “perder el tiempo” con un libro en las manos (ni siquiera para ver la solapa y saber de qué va) que busque cualquier libro del asunto que ella pueda asimilar o degustar, y se ponga UN DIA a leer, para que compruebe por sí misma que con un libro nunca se pierde el tiempo, porque siempre deja algo, y a veces mucho. Por lo menos ayuda a mejorar la  ortografía, que está tan mal en personas que ya han vivido varias décadas y se supone que no debían escribir tan mal como lo hacen. Eso se ve en Facebook, más de lo que debería verse. Y no debemos olvidar que además de los buenos deseos que esas personas publican (y que se agradece) haría falta que también los escribieran correctamente. Pero me temo que muy poca gente va a hacerme ningún caso, pues en definitivas se preguntarían: “¿y a quién demonios importa mi ortografía?”. Y pensándolo objetivamente, quizás tengan razón...

Augusto Lázaro



www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

lunes, 21 de diciembre de 2015

FUIMOS Y SEREMOS ASI

1

Los ilusos piensan que con el cambio de gobierno va a cambiar España. Los ingenuos piensan que comprando décimos de la lotería en estancos, estanquillos, tiendas, o hasta en plena calle, que tengan un letrero que diga Doña Manolita, ya se van a hacer ricos, porque sus décimos seguro que si son de la Doña salen premiados. Los inocentes se dejan timar con infinidad de trucos de gente que sí es lista, como esos que piden en los metros y en los trenes o algunas veces te asaltan en estaciones o en lugares repletos de gente, propicios para sus triquiñuelas, como esa señora encorvada que pedía en la calle, hasta que un día un reportero en busca de timadores la siguió y vio que se subía a un coche, y al rato salía del vehículo, pero convertida en una señorita despampanante a la que había que mirar sin resistir la tentación. Hay un vídeo aparecido en Facebook que yo pasé a mi cuenta para que se dejaran de engatusar con tantos farsantes que todavía encuentran a personas que creen, porque lo más fácil es creer, sobre todo creer en esos que se hacen pasar por necesitados y disparan el mismo sonsonete, que casi siempre comienza con “soy un padre de familia que...” y lo mismo de todos los días. Lo que me asombra de la humanidad es lo fácil que se deja engañar. Tanto, que muchas veces he meditado si meterme también yo en esa especie de sindicato de timadores y similares a ver si me busco unas decenas de euritos, como me confesó un día uno de ellos cuando me hice pasar por aspirante a buscavida fácil en la estación de Méndez Alvaro... Pero no me decido, no sé si por no tener la cara que hace falta o porque me imagino que ese “trabajito” me va a robar un tiempo precioso, y para mí, después de la salud, el tiempo es el tesoro que más cuido y respeto. Que si no...

2

Pues como les decía: todo va a seguir igual: la corrupción, la impunidad de los poderosos, los maltratos a las mujeres, las sinvergüencerías, la delincuencia, las mentiras de los políticos, las promesas incumplidas, el manenguismo, los sueldos astronómicos con sus añadidos en ídem, los enchufes, los liberados sindicales, el liberalismo, el libertinaje, las detenciones de múltiples que no se sabe cuánto tiempo estarán privados de libertad, los robos y asaltos, los timadores y la gente que se deja timar, la manipulación de las informaciones en los medios, y... “la vida sigue igual” que ya no cantará Julio Iglesias, porque todo el mundo se ha aprendido la cancioncita de marras tan aleccionadora, y ¡ah!... Obama no va a desmantelaar la base de Guantánamo, ja ja ja, ni a cumplir ninguna de sus promesas tampoco, así que, españoles, consuélense: no son los únicos engatusados por los políticos...

3

Una cosa que me llama la atención desde hace tiempo porque creo que quien o quienes hicieron esta ley o implantaron esta medida tienen que haber sido maleantes, pues no se comprende cómo es posible que cuando es detenido alguno de esos tipos que tampoco se comprende por qué están en la calle (unos por el cuento de la minoría de edad, otros por otras causas que los jueces que los sueltan deberían explicar públicamente) se les tape la cara (dice Peñafiel que se dice pixelar, qué palabrita), para que nadie lo reconozca si le pasa por el lado y no sepa que se ha topado con un delincuente que es capaz de quitarle la bolsa o de darle un fuerte golpe o hasta de meterle un cuchillo afilado en el esternón. ¿Es que España está a favor de la protección de los maleantes? Yo diría que SI, sin tapujos, porque lo que se ve en los medios así lo demuestra. A ver si el nuevo gobierno, en lugar de proteger a esos hijos de puta, coloca sus fotos en cada esquina para que la ciudadanía sepa quiénes son sus posibles verdugos, impunes, como ya es costumbre, en este paraíso de la delincuencia en que se está convirtiendo nuestro país...

Augusto Lázaro



www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

lunes, 14 de diciembre de 2015

NUBARRONES A LA VISTA

+

En diciembre de 2014 se hicieron obras en el edificio donde vivo, cuyo propietario es el Ayuntamiento de Madrid. Ahora, en diciembre de 2015, el Centro de Mayores, conjuntamente con el comedor social también para mayores, y que también pertenecen al Ayuntamiento madrileño, están en obras. Me pregunté por curiosidad por qué esas obras se realizaban siempre en el mes de diciembre, y como dice el refrán que preguntando se llega a la verdad (cosa de la que no estoy seguro), llegué a un consenso entre las personas a quienes pregunté de que la explicación es muy sencilla:
--Es que a los ayuntamientos se les entrega un presupuesto para todo el año, y si al terminar el mismo, o sea, el 31 de diciembre, no lo han gastado todo, lo que les sobra se lo quitan, o sea, lo pierde para nuevos empeños.
Y ahí está la cosa. Me sigo preguntando, pero esta vez no hay consenso porque no he “entrevistado” a nadie, por qué esas instituciones públicas no planifican mejor sus gastos para que no tengan que inventar obras ni arreglos ni remozamientos a fin de año, cosa que muchas veces molesta a los usuarios por tratarse de una fecha en que lo mejor sería que todo se mantuviera en paz y esperar que pasaran las fiestas y las celebraciones para llenar de polvo, ruidos, golpes, derrumbes, movimientos, etc., los lugares donde aparentemente hace falta esa “remodelación”...

++

El que crea que los políticos son distintos no conoce la política. En el fondo todos los políticos son iguales y su principal característica es prometer, endulzar los oídos de quienes están dispuestos a oírlos y verlos (o leerlos) con las cosas que esas personas desean oír y ver (o leer), y lo más curioso es que esos que les sirven de público creen lo que oyen y ven (y leen), aunque hayan tenido antes demasiadas experiencias sobre la mentira que están consumiendo y que después refrendan con sus votos en las urnas. Esta reacción de las multitudes se ha tratado miles de veces en ensayos, críticas, artículos, por prominentes estudiosos de las masas, y pasa el tiempo y cambian los siglos y desde que el mono dejó de serlo para convertirse en un animal peor al que se dio por llamar ser humano existen esas masas que enfebrecidas aplauden, dan vivas, gritan, se desgañitan ante un nuevo líder que parodiando al Quijote toma a su público por un Sancho tan fácil de manipular que da risa, aunque a veces se tengan deseos de llorar...
+++

Una curiosidad que se ve mucho en estos días es un letrero (de varios tamaños, formas y colores) que dice: “felices fiestas”. Parece que quienes inventaron esa genial felicitación conocen fiestas que no son felices, o sea: fiestas infelices. Todo por dos cosas: 1) ignorancia, y 2) no usar el tradicional “feliz Navidad”, pensando quizás en su ignorancia que de ese modo la gente va a creer menos en esa fecha, que por cierto, tiene tela por donde cortar, porque según la mitología bíblica, Jesús nació (y cada año nace) un 25 de diciembre, pero cada año muere un día distinto, pues se escoge para su muerte no un día del mes (como el 25 de diciembre para su nacimiento), sino un día de la semana, caiga el día del mes que caiga. ¿Cómo se explica eso? Pues no tiene explicación. Y sin dudas es original, porque todas las personas mueren un día del mes, digamos: José falleció el 15 de marzo del año tal, y cada año se conmemorará por sus seres queridos el 15 de marzo, no si cayó jueves o lunes. Cuestión, que Cristo murió un día de mes que nunca se ha sabido o se ha dicho cuál, por eso se conmemora su muerte un jueves y un viernes llamados santos, y no un 22 o un 19, como debería ser. Nada, que la mitología tiene ese encanto de poner la “historia” (sea sagrada o pagana) como le plazca a quien la escriba, sin respetar las mínimas leyes de la lógica. Y eso será per seculam seculorum...

Augusto Lázaro






lunes, 7 de diciembre de 2015

¡COMO Y CUANDO SEREMOS ASI?

1

He descubierto (un poco tarde, pero como dicen los rusos: “mejor tarde que nunca”, si es que son los rusos quienes lo dicen, aunque eso qué carajo importa) que leer un periódico, oír una emisora radial no musical (de esas que sólo emiten voces), y ver la televisión, implica, además de dilapidar el precioso tiempo de que uno dispone, el riesgo de padecer la enfermedad del idiotonto, porque las 3 dedicaciones crean adicción, y como en ellas el 90% del tiempo trata de 3 asuntos que ya sin ellos no se concibe este país (el fútbol, la política, y los cotilleos de famosetes con sus andanzas y aventuras), pues realmente volverse un idiotonto, sobre todo a cierta edad, no es muy recomendable para nadie que se respete aunque sólo una pizca. O sea, que lo mejor es ponerse unos auriculares de esos que tapan totalmente las orejas y oír algo de música, que ésa al menos no va a estupidizar a nadie más de lo que ya está, y así se salva del virus del idiotontismo que amenaza con extenderse galopantemente por ciudades, pueblos y campos, y lo peor, sin que la gente que lo padezca se dé cuenta de que lo padece...

2

Dentro de las posibilidades, que pueden ser muchas, España tiene 4 destinos/futuros más probables, que son:

1)      convertirse en un país islámico
2)      convertirse en una dictadura comunista
3)      seguir tal como está, sin variantes notables
4)      eliminar las lacras que padece y convertirse en una de las grandes potencias universales
¿De qué y/o de quién (o de quiénes) dependerá que se incline por uno de estos 4 puntos posibles? Pues de usted, de mí, de nosotros, porque somos los seres humanos los que hacemos los países y no las casualidades ni la voluntad divina. Ante estas perspectivas, nos toca a cada cual poner nuestro granito de arena (o carretillas y camiones llenos de ella) para que suceda lo mejor, y lo mejor es, naturalmente, el punto # 4 de los citados más arriba. ¿Qué piensa usted de todo esto? ¿Qué exagero? ¿Qué nada de eso va a suceder? ¿Qué cualquier cosa puede suceder? ¡Ah, amigo! ¿Es que no sabe usted que en este mundo en que nos ha tocado vivir, y sobre todo en nuestro querido y bello país, TODO es posible?

3

Hace ya demasiado tiempo que hemos caído en la repetición casi constante de referencias a asuntos que más bien aburren (el de Cataluña es uno de ellos, uno solo, porque hay más), y lo peor de todo esto es que los culpables de que cosas negativas ocurran cada día siempre salen con el mismo sonsonete: “para que hechos como éste no vuelvan a repetirse”, pero que se repiten al día siguiente, y con esa paparrucha nos están tomando el pelo desde el tiempo de la catapulta. Otra de esas justificaciones es que “hemos hecho bastante, pero aún nos queda mucho por hacer”. Hace siglos que “aún nos queda mucho por hacer” y me pregunto hasta cuándo quedará mucho por hacer. Pues la respuesta es que hasta siempre, porque eso no es más que una excusa para tener entretenida y esperanzada a la gente (a la mayoría que cree todo lo que oye o lee o ve en las pantallas) que piensa coño, es verdad, queda mucho por hacer, pero se ha hecho bastante, y etc. Por eso ser político es una carrera que da mucho: dinero (sobre todo eso, que es lo que interesa a fin de cuentas, porque es el poder más fuerte que existe. Con eso se compra una puta y un ministro), poder, gloria, “figurao”, fama, aplausos, vivas, gritos, respeto, y un montón de cosas más que si no fueran las dádivas ofrecidas por el cargo político, no habría nadie aspirando a serlo. En fin, que ahora que se acercan OTRAS elecciones, ¡a votar, compatriotas, que ahora sí va a cambiar esto, y a España no la va a conocer ni la madre que la parió!, como dijo el ilustre Alfonso Guerra hace ya ¿quién se acuerda de cuántos años?

Augusto Lázaro


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas


domingo, 29 de noviembre de 2015

ESCRIBIR: ¿PARA QUE?

En el Centro Comercial y de Ocio enclavado en ese lugar que siempre está lleno de jóvenes y al que voy 1) porque me da la gana, y 2) porque ¿dónde voy a ir, al asilo de ancianos venerables de San Emeterio Santovenia? Pues no señor, que la juventud es contagiosa, y cuando alguien que ya no es taaan joven se envuelve en ella, llega a creerse de verdad que todavía es joven y le queda mucha guerra que dar (y recibir). Pues como decía, en el citado centro, una de esas mañanas en las que el sol parece que está meditando si se deja ver o mejor espera a otro día con menos viento y ningún frío, me encuentro con Nicolás Duermevela (Nico para mí y para algunos que lo tratan todavía), y aclaro que el apellido no es inventado por mis ínfulas tardías de fabulador: el hombre se apellida así como lo están leyendo, si es que hay tontorrones del limbo que todavía leen lo que yo escribo, pero eso no viene al caso abierto, así que vamos a la concreta. Ah, caramba, si se me olvidaba lo más importante: el centro es el de Príncipe Pío, ya que centros comerciales y de ocio hay en Madrid hasta para perderse en ellos. Si no me creen dense una vuelta por La Vaguada, o mejor aún, por Makro, donde para localizar a un acompañante en la gastadera en grande con tarjeta tienen que avisar por la megafonía. Pero en fin...

Nico me confiesa que hasta él ha dejado de leer mi blog, porque
--la verdad, mi hermano (¿?) es que no me queda tiempo ni para apretarme el cinturón cuando los pantalones se me aflojan...
Y tiene razón. Por eso le digo:
--Pues sí, Nico, fíjate que después que murió Juan (Maguey) nuestro común amigo, al que recuerdo cada día con cariño, quedamos 4 gatos, incluyéndome yo mismo en la lectura del blog, porque déjame decirte que, aunque tú no lo creas, yo también lo leo...
Me corta como un cuchillo matavaca:
--No son 4 gatos, acuérdate de que Blogger envía automáticamente a tus contactos cada entrada que publicas, así que vienen siendo...
--Deja, que yo creo que ni esos que reciben el blog cada semana se toman el trabajo de leerlo. Y pensándolo bien, ¿para qué van a leerlo? ¿Qué van a ganar con ello?
--Nada, clarete. Perder el tiempo. Pero cuenta conmigo, soy tu lector más fiel, no te olvides de eso. Para aliviar tu tristeza de ignorado, te prometo que a partir del lunes seguiré leyéndote, total, dedicarte unos minutos no creo que vaya a perjudicar mi bienestar acostumbrado. Y vamos a echarnos dos calientes, que tú invitas, ¿eh? Acuérdate: tu lector  más fiel.
Y claro que tuve que pagar los cafés, el Nico se pasó de listo con el cuento de que me lee semanalmente, lo que no le cree ni El Tato (que puede que ese sí lo lea, ya que siempre está detrás del palo, como dicen en Cuba)...

El caso es que crear un blog y mantenerlo, sabiendo que no te va a leer ni Dámaso Alonso (si estuviera vivo, claro), es punto menos edificante que pararse en la esquina de Menéndez Pelayo y O’Donnell, a soñar con vivir en uno de esos apartamentos que aunque no los he visto deben estar para dar gritos de euforia cuando entres, así al menos te entretendrías viendo pasar a gente que ni siquiera sabe lo que es un blog, mucho menos que tú escribes uno que se llama así o asá, perdiendo tu precioso tiempo, diciendo tonterías que no tienen punta, en lugar de buscarte una acompañante para tus noches frías, acordándote del poema Invernal, de Rubén Darío, que tanto echaba de menos a aquella ingrata que a esa hora lo tenía al pobre vate abandonado como un latón de basura desperdigado en la acequia... pero esto tampoco viene al caso, si es que esto es un caso, que no lo parece...

Conclusión arriesgada: que tener un blog y además una cuenta en Twitter y otra en Facebook, además de conectarte diariamente a Internet a enterarte (aunque ya lo sabes) de lo jodido que está el mundo y que parece que va a empeorar... es atracarse de cascaritas de chayote, porque no vas a resolver con todo eso ni siquiera el placer (¿el placer?) de saber que algún que otro de tus amigos (o amigas) es tan... que una vez al año se va a dignar en buscarte en Internet y leer algo de ti para saber si todavía estás vivo, porque hasta eso, que la comunicación personal está en baja tocando el suelo y amenazando con meterse debajo de la superficie. De esta superficie que tanto cuidamos, no hay que olvidarlo, ¿eh? Vamos, que para eso somos ciudadanos ejemplares. No digo yo...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

domingo, 22 de noviembre de 2015

ELLOS Y NOSOTROS

Reproduzco el post que publiqué cuando inicié este blog en 2010, que por su contenido mantiene su total actualidad, agregándole un comentario resumen concordante con lo que está sucediendo hoy, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo:
=====
Los islamistas se manifiestan en las calles contra Estados Unidos y contra Occidente, queman banderas norteamericanas y de otros países, gritan "¡muerte a América!", "¡guerra santa contra Occidente!", etc. Quieren imponer su cultura en nuestros países y los que residen en ellos no están dispuestos a asimilar la nuestra. No permiten que nuestras chicas entren en minifalda a sus instituciones, pero tratan de que sean aceptadas sus mujeres con el velo discriminador y humillante (no olvidemos que en muchos países islámicos las mujeres son "perras") y muchas cosas más que no vienen al caso. Tienen amplia libertad para hacer todo eso y mucho más en nuestros territorios, lo que jamás un occidental podría ni siquiera soñar en hacer en algunos de ellos. Nos consideran "infieles" a los que debería eliminarse, pues no tenemos a Alá por Dios ni a Mahoma por su (nuestro) profeta...
En cambio, nosotros, los occidentales, no podemos manifestar la más mínima crítica contra el islam ni contra quienes claman contra nosotros (cuidado, peligroso), ni por supuesto quemar una bandera de algún país islámico ni un muñeco que simbolice o represente a alguno de los muchos dictadores que rigen en esos países. Nos aventajan, y cada día más. Pueden hacer y deshacer a su antojo, algunas veces, como en nuestro país, con la anuencia o la tolerancia de nuestro gobierno y de la izquierda más rancia. Nosotros tenemos que tragarnos lo que pensamos y sentimos, porque... "no podemos ser como ellos"... ¡Qué bonito! ¿Qué dirán nuestros hijos cuando les entreguemos al primer país islámico de la Unión Europea dentro de... menos años de los que muchos piensan?
=====
Los atentados ocurridos en París sólo merecen una respuesta, y esa respuesta es la única que entienden estos malditos criminales: la fuerza. No se trata de castigarlos, ni amedrentarlos, ni asustarlos (nada de eso serviría para nada). De lo que se trata es de destruir totalmente al Estado Islámico, sin dejar ni la sombra de sus crímenes. Que no quede ni el recuerdo de tantas salvajadas. Solamente con esa acción conjunta y contundente podremos nuevamente vivir en paz y poder salir a la calle sin temor a que en la esquina esté esperándonos la muerte en un suicida idiota o en un coche-bomba que explote cuando pasemos por su lado paseando a nuestros hijos. Quien no lo vea así, no sólo es un equivocado, me atrevería a decir que hay que tener cuidado con él (o con ella), pues de esa actitud pudiera surgir un terrorista más. Al pan hay que llamarle pan. Basta ya de disfrazar las cosas. Hemos estado haciéndolo durante demasiado tiempo y muy caro hemos pagado llamar casabe a lo que es pan...
Augusto Lázaro
@augustodelatorr
www.facebook.com/augusto.delatorrecasas





lunes, 16 de noviembre de 2015

NOTICIAS DEL IMPERIO*

NOTICIAS DEL IMPERIO*
¿Militares al gobierno? Mala cosa. Esa sí es una casta y muy peligrosa. En todos los países donde los gobiernos están formados por militares, la ruina, la opresión, la falta de libertad, de democracia, de respeto a los derechos humanos, está garantizada. Hay quienes pretenden hacer de España otra Cuba, otra Corea del Norte. Pero por suerte esos nuevos césares qu e se proclaman salvadores no accederán al poder. Así que podemos seguir durmiendo en paz y soñando, que eso no cuesta nada, con un mundo mejor en el que el hombre sea hermano del hombre, otro sueño utópico, aunque hermoso...
===
Los grandes sindicatos (UGT y CCOO) parece que quieren jugar a lamebotas del PSOE, a juzgar por el acercamiento que tienen con el señor Pedro Sánchez  (¿no les recuerda eso al “cariño” que decía Zapatero que necesitaba de esos sindicalistas?) y la aceptación casi total que le dan al Secretario General con sus caras esplendorosas (como colegialas en amor) sus dos principales líderes (de los sindicatos). Cuando una organización sindical se coloca al servicio de un partido político, que se despidan los trabajadores, que muy poco va a hacer por ellos...
===
España necesita YA una renovación total no sólo de su arcaica Constitución y de las absurdas leyes electorales donde un hombre no es un voto o viceversa, cosa que parece más bien una burla a la población votante (y a la que no lo es), sino sobre todo a su sistema judicial que es otro de los absurdos que padecemos, y que, dependiendo de la interpretación que haga cada cual, un ladrón de comida, un estafador, un chanchullero y un asesino pueden ser condenados a exactamente la misma pena, sin tener en cuenta la magnitud del delito cometido. Un ejemplo vergonzoso es el caso de Ignacio de Juana Chaos, actualmente libre y feliz, que asesinó a 25 personas, por lo cual cumplió 18 años solamente, mientras que los hay que por un solo muerto todavía están entre rejas. Desde luego que así no se puede proclamar que en España la Justicia (o la ley) es igual para todos. Ni justa, como tanto gustan decir  que no lo es a los políticos que aspiran a renovarla... mientras no están en el poder...
===
Un país con 18 gobiernos (uno central, 15 comunidades autónomas, y 2 ciudades con status especial) no puede funcionar muy bien, y si además, para colmar el vaso, cada comunidad interpreta las leyes como puede o quiere y hace lo que le da su real gana, ¿qué se puede esperar? Este panfleto nació enfermo y a pesar de los años transcurridos que han servido para demostrar que no funciona, ningún gobierno, ni el Congreso ni nada ni nadie ha movido el meñique para desfacer este entuerto quijotesco. No tengo la varita mágica para una solución justa, lógica, correcta y definitiva, pero al menos expongo lo que pienso, seguro de que hay, como yo, millones de españoles que piensan lo mismo. Sin embargo, no se oye al gobierno ni a ningún aspirante al poder hablar de este problema seriamente. Al igual que la Constitución, la ley electoral y las demás leyes, y otras menudencias que pudieran mejorarse (o suprimirse), este asunto debería estar en la mesa de esos políticos que tanto aman el poder que se olvidan de que si llegan a él es para resolver los problemas del pueblo que los ha elegido y no para ninguna otra cosa, como suele suceder y sucede...
===
¡Ah! De Cataluña no voy a hablar: cansa y aburre, y es la primera vez que se supera al fútbol en tiempo dedicado en periódicos, emisoras radiales, canales de TV, tertulias, etc.
*título de uno de los principales libros de Fernando del Paso, reciente Premio Cervantes, autor también de novelas como José Trigo y Palinuro de México

Augusto Lázaro

@augustodelatorr


lunes, 9 de noviembre de 2015

LA PANTALLA EN BLANCO

+
La pantalla en blanco (hasta hace poco la hoja en blanco, aunque hay muchos que todavía siguen escribiendo en papel y hasta a mano) es un reto para todo el que pretenda en estos tiempos escribir o llegar a ser considerado escritor. ¿Considerado por quién o por quiénes? Ahí es donde radica la cuestión. Porque usted puede creerse que es un escritor (y hasta puede que lo sea) pero si nadie lo reconoce como tal, olvídese del intento y dedíquese a otra cosa, porque si persiste en su romántico empeño sólo conseguirá dos cosas: 1) perder el tiempo, el valioso tiempo que tantos desperdician en cosas aun menos trascendentes que llenar una pantalla de tonterías que quizás dentro de una década a usted mismo le parezcan tales, y 2) autogenerarse un estado deprimente que echará a perder su salud, y eso no es nada recomendable, vamos.
++
Pues como decía, dedicarse a la literatura es punto menos que una tontería, si no se es un nuevo Galdós o un renovado Hemingway, y ríndase a la evidencia: los Galdós y los Hemingway no abundan como las bolsas de basura dejadas a la intemperie por ciudadanos que no han superado todavía su etapa de incivilizados. Creo que fue el mismo Hemingway quien dijo algo así como que si vas a escribir un libro debes tocar un asunto que nadie haya tocado o si lo tocas, hacerlo mejor que los que ya lo han tratado. Y eso es más difícil que ver en Madrid un chino pidiendo limosnas.
+++
Lo he pensado muchas veces pero no me decido: ¿seguir escribiendo? ¿Dejar de hacerlo en mis cuentas de Twitter y Facebook? ¿Cerrar mis blogs LA ENVOLVENCIA y EL CUICLO? Las costumbres son difíciles de quitárselas de encima: cuando al fin logras hacerlo con una que te ocasionaba problemas te sientes como si te faltara alguna pieza en el vestuario que llevas puesto y en algunos casos puede que padezcas una especie de estado depresivo no muy fácil de superar. Mientras, continúo al pie de la pantallita (y que cada día son más grandes) a ver en qué para la cosa. Porque todas las cosas siempre paran en algo, no son dimensionales que permanecen indemnes y perpetuas hasta que La Pelona decida terminar con ellas... y con quien las tenga o padezca.
++++
Cuestión, que oigan lo que me dijo un día una ejecutiva de una editorial más o menos aceptable, en confianza, y con  mi promesa de no revelar su nombre, tras una discusión amigable del por qué no publicaban mi novela: en España, para darte a conocer tienes que publicar, pero para publicar tienes que ser un conocido... y mire usted, como dicen algunos políticos, con estos truenos... de verdad que hay que pensárselo muy detenidamente para seguir tecleando...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr
www.facebook.com/augusto.delatorrecasas


lunes, 2 de noviembre de 2015

EL ARTE DE MENTIR

+
Creo que fue Stalin quien dijo que "la estadistica es el arte de mentir con numeritos" y en eso tenía razón (en algo al menos la tenía), porque siguiendo la información que a diario aparece en los medios sobre cualquier asunto de cierta importancia, el que consume el menjurje lo mismo visual que auditivo que con ambas cosas se da cuenta, si no es tonto, de que le están embutiendo una de las grandes, al no tener reparos en lanzar al espaio cantidades que me recuerdan a aquella profe que tuve de niño a la que le encantaba soltar la palabra inconmensurable, que tanto placer me causaba oírsela decir en sus clases de matemáticas. Donde hace explosión la palabrita es en la politica: cada vez que se publica una encuesta los resultados que aparecen son distintos, aunque aproximados, al parecer para que no se vean demasiado exagerados. Pero en los números es donde más aprietan los que publican esas encuestas, que no deben ser quienes las hacen por teléfono o a pie de calle: si fueran ciertos, no habría necesidad de celebrar comicios, se sabria de antemano el resultado y cataplún. ¿Y toda esta presentacion con ribetes teatrales para qué? ¡Ah! Todo tiene su motivación bien definida (para los que están en el potaje, para el pueblo sólo acciones o indecisiones). El lector tendrá que hacer uso de su materia gris, si es que la tiene, para desenredar esta madeja que a mí mismo me costó mucho tiempo desenredarla. Así que... ¡a pensar!, que como decía mi tío Pancho Casas, "la cabeza no se hizo sólo para usar sombrero", hombre...
++
Otra de estadísticas que da risa:  esos twitteros o facebookeros que se atribuyen cantidades astronómicas de seguidores... leí una vez una que no se andaba con disimulos para declarar que tenía nada menos que... ¡95,000 seguidores! Oiga, que parece una broma, pero cuando leí la información varias veces supe que era muy en serio que esa dama se habia creído realmente que los lectores éramos idiotas convencidos que creeríamos todo lo que nos pusiera al alcance de nuestros ojos insólitos ante tal atrevimiento. ¿Que usted se lo cree? Pues seguro que usted es de los que tiene millones de seguidores, vamos. Ni Obama se las da de tener tantos...
+++
Y otra más, esta de números discretos: Mariano Rajoy declaró en su entrevista con Ana Blanco en TVE que "España es el país que más crece en Europa" y aunque fue ripostado, mantuvo su afirmación a pesar del extremado autobombo. Pero un día después, en el diario gratuito 20 MINUTOS, su director editorial, Arsenio Escolar, publicó de manera rotunda (no cito los nombres para ahorrar espacio y vista a los lectores) que hay nada menos que 16 países que crecen más que España durante 2015. ¿Quién dice la verdad? ¡Ah!, ese intríngulis es apropiado para que nuestro amigo, el mago birmano Loh Tse Toddo se ponga para la cosa y deje en la vergüenza dura (si la tiene) al autor de tamaña mentira. ¿Sucederá? ¿O nos quedaremos, como siempre, esperando una aclaración que nunca llegará a publicarse? Como tantísimas otras que andan por ahí, esperando... porque ese es el verbo que más ejecutan los españoles: esperar. Siempre estamos esperando algo, y a veces ni siquiera sabemos qué...
Augusto Lázaro
@augustodelatorr

lunes, 26 de octubre de 2015

APURATE, QUE SE ACABAN

+

Darse de baja de algún contrato de telefonía móvil con cualquier empresa es algo realmente tortuoso y casi heroico, para lo cual se necesita tener algo más que paciencia de gato para pasarse una hora con el teléfono pegado a la oreja, discutiendo con máquinas que no pueden entender nuestras razones, y que en el fondo no es más que un truco de esas empresas para ponerle al infeliz su intención de la baja tan difícil que los hay (y yo conozco a algunos) que con tal de no enfermarse de los nervios o de pescar alguna otra dolencia peor, se tranzan por continuar con el servicio del que quieren prescindir. Me pregunto por qué las operadoras de telefonía móvil no atienden mejor a sus clientes, procurándoles la baja en cualquiera de sus múltiples oficinas, y así todos seríamos más felices y agradeceríamos a esas empresas la “amabilidad” que han tenido con nosotros al permitirnos no consumir bromazepán ni perder tanto tiempo intentando que nos acepten lo que tenemos todo el derecho del mundo: algo tan simple como darnos de baja del servicio contratado. En definitivas, nos van a cobrar la penalización, otro de los engendros diabólicos que padecemos los consumidores abandonados a nuestra (mala) suerte por aquellos que deberían ocuparse más de que estas cosas tan absurdas no nos sucedieran y no estuvieran permitidas...

++

Si usted es de los desesperados que están dispuestos a pasar una noche en vela al aire libre (aunque la tempe esté bajo cero) para ser de los primeros en entrar a cualquier tienda que comience ese día las rebajas, le sugiero que no se apure tanto, porque en poco tiempo (y tengo amigos que han pasado por esa experiencia) esos productos que usted piensa adquirir ahorrándose la frustración de no encontrarlos más tarde (¡ay, ingenuidad humana! –los animales no la padecen, son más inteligentes-) estarán muriéndose de tedio en los estantes de esas mismas tiendas, a su precio normal, que por cierto, ¿se ha preguntado alguna vez lo que yo me pregunté la primera vez que conocí las rebajas en este país? Pues oiga, la cosa fue que yo me dije: caramba, si vendiendo estos productos con semejantes y tentadoras rebajas, ganan... porque lo que es perder ninguna empresa va a perder... entonces, ¿cuánto ganan cuando venden esos productos a su precio digamos normal? ¡Ah, Catana! Pues como todo en esta vida es según la dioptría, esto de las rebajas me parece otro truco empresarial (por algo las empresas son millonarias, y seguro que no es por perder vendiendo sus productos a “bajo precio” ni mucho menos por regalarlos con esas ofertas que brindan para que los (...) se “enganchen” y acudan en masa, como usted ha hecho en varias ocasiones. No, amigo, nadie regala nada, ninguna tienda vende nada perdiendo dinero, ni sueñe con eso, así que duerma plácidamente sin hacer la madrugada en una acera tiritando hasta que lleguen las 09.00 y la dichosa tienda abra con sus encantadoras rebajas. Su salud se lo agradecerá. Y quizás su bolsillo también...

+++

Se dice que los españoles inventaron la siesta. Como nadie ha desmentido tal afirmación la doy por cierta. Lo que no doy por cierto es que las personas llamadas mayores (viejos para mejor entendimiento y razón) necesiten dormir menos que los niños y los jóvenes, o si acaso los “maduros” como también suele llamarse a quienes sobrepasan los TAS (o sea, treinTA, cuarenTA, cincuenTA, etc.). Lo digo porque conozco a uno de esos “viejitos” (tiene según él la hermosa edad de 89 añitos al parecer bien vividos) que duerme... ¡16 horas diarias! Sí señor. Lo sé porque él mismo me lo dijo y además me dijo que había sido él en persona quien había inventado la siesta triple. ¿Cómo es eso?, le pregunté. Y me detalló lo que me hizo saber la cantidad de horas que dormía el hombre cada día de su ya larga vida:

--Pues mira: me acuesto a las 10 cada noche y me levanto a las 10 de la mañana. ¿Qué coño voy a hacer levantado si no tengo nada que hacer? (ya van 12 horas de un tirón). Voy a desayunar a la calle y al regreso, alrededor del mediodía, me tiro en la cama y me echo unas 2 horitas más (y ya van 14). A eso de las dos y media me levanto, meriendo algo suave para apaciguar la tripa, y con la pancita llena me entra sueño y cataplún, a la cama de nuevo y una horita que no viene nada mal, ¿verdad? (y llegamos a las 15). Y luego, antes de cenar, me entra la corcomilla y le doy otro descanso al cuerpo de otra horita (con lo que llegamos a las dichosas 16) hasta que me levanto, me pongo a ver la tele y me entra el sueño alrededor de las 10, a veces más tarde, y...

Y eso. El hombre se dispara 16 horas diarias durmiendo. Para el libro Guinnes, al menos de los humanos, porque los koalas duermen 20 horas y a ésos no hay ser humano que les gane, a no ser que esté en hibernación, esperando que la ciencia descubra el secreto de vivir eternamente para que lo despierten y seguir así viviendo... digo, ¡durmiendo!, que no es lo mismo, aunque lo parezca...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr

www.facebook.com/augusto.delatorrecasas



lunes, 19 de octubre de 2015

LO QUE SEA SONARA

1

En una democracia (que realmente sea una democracia) jamás debe primar un pensamiento único, o sea, que todos piensen de igual manera sobre algún asunto, por delicado o espinoso que éste sea. En España, en los últimos tiempos, se está cayendo peligrosamente en esta referencia del totalitarismo. Puede que los deseos y las acciones de Artur Mas y los cientos de miles de catalanes que aspiran (y tienen su derecho) a ser independientes no sea del agrado de todos. Incluso puede que esas personas no estén obrando de acuerdo con la ley establecida, que por cierto, carece de tanta objetividad que hace mucho rato está pidiendo a gritos una renovación total que nadie parece dispuesto a plantearla en el Congreso de los Diputados donde se hacen las leyes que tan malas consecuencias traen actualmente. Puede. Pero dos ejemplos anteriores (Québec y Escocia) nos enseñaron que este asunto podría haberse resuelto civilizadamente, dejando que los catalanes decidieran pacíficamente permanecer o no en sus respectivos estados, y en ambos países ningún miembro del gobierno ni de la oposición ni periódicos, emisoras radiales, televisiones, etc., ejerció ningún tipo de presión al respecto, ni a favor ni en contra, como se está ejerciendo en España para vergüenza de los que la tienen (todavía, cada vez menos), donde no encontramos, fuera de la Comunidad Catalana ni un solo medio donde aparezca una sola opinión de alguien que se exprese a favor de la independencia de esa comunidad. Las razones que se alegan para no publicar nada a favor, aparte de que todo no es más que una vulgar censura, son tan absurdas que dan risa. Con esta actitud lo único que se demuestra, por parte del gobierno y de sus seguidores en este asunto, es que existe un miedo atroz a que el pueblo catalán vote a favor de separarse del reino (cosa que debería analizarse seriamente por el poder existente), y además, que mientras más tertulianos, articulistas, opinadores periodísticos, etc., arremetan contra Mas y sus simpatizantes, más los harán parecer como héroes o mártires ante los ojos no sólo del pueblo en cuestión, sino del extranjero que ve con asombro tanto afán enfermizo por demostrar que todo lo que hacen los independentistas es punto menos que un delito. Parece mentira, pero es verdad, que tengamos que padecer políticos con tan bajo nivel intelectual que no comprendan que todo lo que hacen es contraproducente. ¿Por qué no se callan y dejan que se realice el dichoso plebiscito legalmente, y aceptemos TODOS lo que la mayoría del pueblo catalán decida? En definitivas, si yo tengo un pariente en mi casa que no está conforme y quiere largarse, le desearía un feliz viaje, porque como dice el refrán: “a menos bulto, más claridad”. Y no es de inteligentes mantener a alguien que no quiere estar con nosotros y sólo nos creará problemas y dificultades. No aprenden con la historia. Un solo ejemplo: mientras más ametrallaba Honnecker a los alemanes del Este que querían marcharse, más alemanes del Este se arriesgaban a cruzar el muro en el que muchos murieron en el intento. Y OJO: no estoy comparando ambas situaciones, sino el modo de verlas, que no es lo mismo, ni se escribe igual. Creo que con tanta algarabía a un problema que a mi modo de ver está siendo híper exagerado, lo que se demuestra es el poco bagaje político de una sociedad, o mejor dicho, de unos dirigentes de esta sociedad, que responden como borregos al grito de orden del pastor que clama: HAY QUE ESTAR EN CONTRA DE ARTUR MAS Y NO SE PUEDE EMITIR UNA SOLA OPINIÓN A SU FAVOR, NI SIQUIERA APROXIMADA. Cada vez que cae en mis manos un periódico y dentro busco algo relacionado con el brete, siento un rechazo enorme hacia una prensa que dice ser libre... y lo es, siempre que en ella se hable con un solo punto de vista sobre el “problema” de la tan mencionada independencia de Cataluña. Lástima de periodistas donde no hay uno solo que tenga una opinión distinta al pensamiento único... aunque yo sé que los hay que sí la tienen, y que es mucho peor su actitud, ya que se callan, o expresan lo que distan mucho de pensar...

2

Pero ya lo dijo Juan Sardá: “lo que sea... sonará”, a pesar de un millón de pensamientos únicos imitadores de los que funcionan en países como Corea del Norte, por citar un solo y triste ejemplo...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

miércoles, 14 de octubre de 2015

COSAS VEREDES

COSAS DIFICILES DE CREER

Una joven bien vestida de aspecto normal sube al avión y se sienta en su sitio numerado. A su lado hay un señor también bien vestido y también de aspecto normal, que al ver a la muchacha se baja la cremallera y coloca encima del regazo el cojín de vuelo, comenzando unos movimientos extraños. La muchacha, escandalizada, llama a la azafata.
--¿En qué puedo servirla, señorita? –dice la azafata con una espléndida sonrisa.
--Oiga, es que...mire... este hombre... se está masturbando.
La azafata mira al hombre, imperturbable, y se vuelve a la muchacha.
--Pues sí, eso parece... pero ¿qué quiere que haga? ¿Qué busque una tijera y le corte el pito?
Y ante el asombro de la muchacha, la azafata sonríe, se vuelve, y sigue su camino contoneándose según sus posibilidades corporales, ante la boca abierta de la muchacha que no atina a pronunciar una sola palabra...

MATRIMONIO PERFECTO

En una fiesta familiar, Emeterio y Juliana rememoran aquella noche en que ambos discutían cómo se había quitado la vida la pobre Hermelinda, quizás cansada de vivir en la nada y en lo mismo tantos años como había vivido. El marido sostenía que ella se había quitado la vida con un cuchillo de cocina, a lo que había respondido Juliana que no, que había sido con una tijera. Los demás comensales callaron, al presentir que se acercaba una de sus discusiones famosas entre el matrimonio. Poco a poco fueron alzándose las voces discrepantes de la pareja:
--Que no, mujer, que fue con un cuchillo. Si me acuerdo perfectamente que Hermelinda fue a la cocina y allí mismo se lo clavó y empezaron los gritos,
--Parece mentira, Emeterio, los años te están volviendo desmemoriado.
La discusión parecía ganar en apasionamiento, pues ninguno daba su brazo a torcer.
--Fue con un cuchillo, carajo.
--Que no, que fue con la tijera, coño.
La casa donde estaban de fiesta se encontraba cerca de un precipicio que daba al mar, algo fatal que según la guardia costera contribuyó a la tragedia. De pronto, exaltado hasta la médula, Emeterio agarró de zopetón a Juliana por los hombros y la arrastró hasta el borde del precipicio, gritándole con voz de bajo grave en alza que CON CUCHILLO, CONDENADA, CON CUCHILLO... y la lanzó al mar de cabeza. Allá entre las olas, la pobre Juliana, consciente de que la muerte se acercaba sin remedio, pues no sabía nadar, atinó a última hora a sacar los dos brazos del agua, ya casi ahogada, y hacer con una mano el signo de la tijera que tanto había defendido en la mortal discusión con su marido de toda la vida...

DEMADIADAS PALABRAS

Un buen hombre decidió montar un puesto de venta de pescado con el dinero que había ahorrado durante buena parte de su vida. Una vez habilitado su negocio se dio cuenta de que le faltaba el letrero que indicara lo que se vendía. Después de meditarlo mucho, llamó a un pintor amigo suyo y colocó un letrero lumínico que daba gusto verlo, sobre todo de noche. Decía el letrero:

AQUÍ SE VENDE PESCADO FRESCO

Un vecino de la cuadra que pasaba por la acera se fijó en el letrero y le dijo: Oyeme, José, veo que has progresado y que has puesto una venduta de pescado, aunque... –y se quedó mirando el letrero colocado por el dueño del puesto- aunque creo que a ese letrero le sobra una palabra ¿Cuál?, pregunto el propietario. Pues mira, yo creo que sobre la palabra AQUÍ, porque vamos, ya se sabe que es aquí y no en la acera del frente donde se vende el pescado... José se quedó pensando cuando su amigo se despidió, felicitándolo por al mercadillo. Quitó el letrero y colocó otro que decía:

SE VENDE PESCADO FRESCO

Un amigo que había oído lo del puesto se acercó a José y después de darle sus parabienes, se quedó mirando el letrero y no pudo guardarse su opinión sobre el mismo: Mira, José, todo esto está de rechupete, pero óyeme una cosa, ¿por qué no le quitas a ese letrero las palabras SE VENDE? Al preguntarle José por qué le decía eso, el amigo respondió: Hombre, porque todo el mundo sabe que el pecado se vende, no se regala, sobran esas palabras... José, que era persona que sabía oír consejos, volvió a quitar el letrero y colocó el nuevo, suprimiendo lo que le había aconsejado su amigo, de forma que le letrero quedó así:

PESCADO FRESCO

La cuñada de José, mujer que no se detenía ante cualquier idea que se le ocurriera, al mirar el letrero del puesto de su cuñado, le dijo: yo tú quitaba eso de fresco, porque la gente que venga a comprar no va a pensar que tú le vas a vender pescado en mal estado, se supone que esté fresco... José quitó por tercera vez el letrero, dejándolo solo con la palabra pescado. Hasta que un mozetón del barrio que se destacaba por ser un poco burlón, le dijo al bueno de José: oiga, don José, ¿por qué pone ese letrero de pescado, si aquí lo único que se vende es pescado?... ¿no le parece que eso está de más? El bueno de José habló con su esposa, que no había abierto su boca ante tanta alharaca formada por el letrero del puesto, y le dijo, con voz de paciencia agotada:

--Pues óyeme, Engracia, mañana mismo quito el puesto y se acabó la venta de pescado, porque ya no aguanto ni un solo señalamiento más de nadie. Y chirrín chirrán. Aquí no se vende pecado, ni fresco ni podrido, ni nada. Al carajo la venta. Ya buscaré otra cosa para ganarme el pan sin que ningún entremetido venga a decirme lo que tengo que quitar o poner... ¡Y a la mierda!

Augusto Lázaro


@augustodelatorr

www.facebook.com/augusto.delatorrecasas


lunes, 5 de octubre de 2015

IGUALES Y DISTINTOS

Leyendo un artículo de Rosa Montero titulado NO HAY NADA MAS COMUN QUE UNA RAREZA (El País Semanal, 9-8-2015, p 74), me acordé de un amigo al que algunos le llamaban “rarito” (no raro, sino así, en diminutivo), porque tenía varias características que para esos propios resultaban fuera de lo común. Y algunas de esas “rarezas” de mi amigo eran que

--no le gustaba el fútbol
--no consumía bebidas alcohólicas
--se acostaba y se levantaba a la misma hora cada día
--no solía irse de juergas ni de putas nunca
--su esposa era la única mujer con la que había tenido relaciones sexuales

Pensando en las características de mi amigo no tuve más remedio que mirarme en el espejo a ver cuántas rarezas yo tenía, y que siempre había creído que eran mías solamente, pues no concebía que hubiera otras personas que las tuvieran. Me atreví a numerarlas y a sacar, entre ellas, las que me parecieron más comunes entre los mortales y que yo había creído hasta entonces que eran, efectivamente, rarezas, porque un día a mí también un amigo me llamó “rarito”, por otras razones que no vienen al caso. Corriendo el riesgo de exagerar pudiera decir que yo tengo la mala costumbre de bañarme todos los días, de cepillarme los dientes 3 veces cada 24 horas, de lavarme las manos en varias ocasiones y siempre antes de comer, y de otras lindezas que harán reír a quienes me lean, pues esas cosas –dirán- las hace todo el mundo. ¡Error! Se asombrarían si descubrieran, como yo, tras un intensivo análisis investigativo, la cantidad de personas que no las hacen con la misma frecuencia que un servidor.

De todo esto puede sacarse una conclusión a priori: siempre que pensemos que nos ocurre algo que nos haga preguntarnos (como me sucedió una vez al padecer un episodio de vértigo que me tuvo maldiciendo mi suerte muchos días) ¿por qué a mí, por qué yo solo padezco este mal?, busquemos alrededor y nos pasará lo inevitable, como me pasó a mí con el dichoso mareo: encontré en el edificio donde vivo nada menos que a 14 personas que padecían o padecieron vértigo, cuando me creía el único desventurado que la mala suerte había condenado a sufrir esa desgracia.

El ser humano, cuando está atravesando un período de afectación de su vida o de su
salud, tiende a creerse que es el único que la padece, y maldice el momento en que ese mal apareció, acusando a la humanidad de no sentir el malestar y la rabia que él siente por esa razón.. Si dedicara algunas horas a investigar, como hice yo en la situación citada, comprobaría que todos tenemos nuestros problemas y no sólo de salud, y así al menos no nos sentiríamos tan abandonados de la suerte y padeciendo en solitario aquello que nos hace maldecir y odiar al prójimo que creemos no padece lo que a nosotros nos hace la vida tan amarga.

Es natural, por supuesto, pensar en uno mismo, egoístamente. Es normal. Pero en tiempos tempestuosos, no por consolarnos, sino por saber que no somos los “elegidos” para padecer cierto mal, conviene comprender que los seres humanos nunca estamos ok al 100%, ni somos saludables al hierro (siempre se tiene algo que perturba ese estado que debería ser el natural de cada persona), ni jamás podemos sentirnos librados totalmente de problemas o situaciones que son inevitables por el solo hecho de vivir y estar en contacto con la humanidad, con la naturaleza, con la vida misma, tan llena de misterio y de sorpresas que muchas veces se nos aparecen para echarnos a perder una hora, un día, una semana, o quizás, para algunos, una vida entera...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

domingo, 13 de septiembre de 2015

ESTO ES UN VACILON

+
China: un día se me ocurrió revisar todos los equipos electrodomésticos que hay en mi espacio y... nunca el asombro termina en ningún ser humano: menos uno, todos los demás decían “made in China”. Y el otro, para rematar, decía “made in Japan”. O sea, que los mal llamados “amarillos” han conquistado el mundo, olvidándose saludablemente (ambos) de sus etapas imperialistas y militares que tanto daño ocasionaron y cuyas heridas todavía hoy no han terminado de sanarse...

++
Cuba se ha sacado la rifa del guanajo prieto con el simpático de Obama: el hombre que ha apuntalado el régimen castrista de por vida. Ahora los hermanísimos saben que pueden seguir haciendo lo que les salga, que no van a tener ningún problema. Y lo siguen haciendo: más opresión, más actos de repudio, más detenciones, más mordazas a la libertad y a los derechos humanos, mientras el tío Obama se ríe del sufrimiento de los cubanos. ¡Quién lo iba a pensar! El tío SAM, padrino principal de los Castro...

+++
Con la nueva crisis de los inmigrantes procedentes del norte de Africa y del Medio Oriente, me acuerdo de aquella campaña que lanzó ZP durante su gobierno: “papeles para todos”. Este es un problema muy complejo y de muy difícil solución. Hay que ser solidarios, en eso estoy de acuerdo, pero me pregunto: ¿cuántos inmigrantes puede recibir Europa? Porque para tenerlos y mantenerlos sin poder darles trabajo, mejor no recibirlos. Y si no hay trabajo para todos, ¿qué hacer? He ahí el dilema. Pero además, dejando aparte el espíritu solidario tan encomiable, afrontamos el peligro (del que nadie parece darse cuenta) de que con la inmensa oleada de inmigrantes que entrarán en Europa, puede que se cuelen también elementos terroristas que ya se sabe lo que pueden hacernos. Y esto no es estar en contra de la aceptación, sólo que es una verdad que no puede negarse. El peligro yihadista existe y siempre está al acecho, buscando una oportunidad para dañar a Occidente. Y con esto de la inmigración multitudinaria ha encontrado una ideal para sus nefastos planes, que triunfan cuando Europa, tan tonta como siempre, abre sus puertas indiscriminadamente...

++++
Cuidado con el exceso de solidaridad: entre los miles de inmigrantes que penetran en nuestros países hay también maleantes que vienen a jodernos, aunque algunos políticos pretendan hacernos creer que es cierta esa frase de “to’el mundo e bueno”. Porque no todo el mundo es bueno. Y por otra parte, los inmigrantes aceptados deben (tienen) que adaptarse a nuestro modo de vida y no al revés, o sea, que vengan a intentar implantar una cultura y una sociedad distinta a la nuestra, cosa que no admiten en sus países cuando alguno de nosotros acude a ellos...

+++++
La lejanía de la tierra natal me hace pensar en aquellos que conocí, con los que compartí trabajos, estudios, viajes, reuniones, dificultades, alegrías y tristezas, y de los que apenas sé si todavía viven o están muertos, porque de ellos casi no tengo la más mínima noticia. Pienso en mis compañeros de The Royal Bank of Canada, mi primer centro de trabajo, en una época difícil para Cuba en la que sin embargo fui feliz, en mis amigos de estudios, desde la primaria hasta la Escuela de Comercio de Pinar del Río, que jamás he sabido nada de ellos, en los tantísimos miembros de mis familias (materna y paterna) de los que sólo sé que algunos todavía están vivos, dentro y fuera de Cuba. Y muchas veces, en mi soledad que tanto inclina a la meditación y el recuerdo, también en mis amores tempranos (los más hermosos), a los que tampoco he podido seguir en sus itinerarios quién sabe hacia dónde, y trato de repasar imaginariamente el curso de sus vidas desde la última vez que las vi hasta hoy, comprendiendo que el poder de la distancia es tan inconmensurable que apenas se distingue algún toque cuando descubrimos que aquellos que un día fueron compañeros, amigos y amores, todavía esperan de nosotros alguna señal...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr

www.facebook.com/augusto.delatorrecasas



miércoles, 5 de agosto de 2015

POLITIQUEANDO

+

En las próximas elecciones generales en España, las 2 combinaciones más probables (que no las más posibles) para formar gobierno, serían: PP/CIUDADANOS y PSOE/PODEMOS, y si acaso, con añadidura de algunos puntos de otros de los tantos pequeños partidos que pululan últimamente en la península. Ciudadanos cometería un serio error si no pactara con el PP, que es el partido que más en común tiene con esa organización, y aún más grave si pactara con el PSOE, pero a su vez, el PSOE cometería un error imperdonable (que en sus filas causaría enormes bajas) si con tal de que el Partido Popular no gobernara, se arrimase a Podemos, partido de extrema izquierda, que se la pasa haciendo elogios a lo peor del planeta en cuestiones políticas, y que intentará, de todos modos, implantar un régimen acorde con sus postulados comunistas y totalitarios. ¿Difícil de creer? Pues yo lo tengo muy creído desde hace algún tiempo, viendo y oyendo lo que veo y oigo a diario en cada medio...

++

España no está pasando su mejor momento, políticamente. Muchos se ríen de los pronósticos de que en este país pudiera implantarse un régimen comunista totalitario parecido al cubano o al venezolano. Olvidan que Adolf Hitler llegó al poder por la vía democrática (elecciones y voto popular) y ya se sabe lo que sucedió después. La única diferencia con la península es que España pertenece a la UE y sobre todo a la OTAN, y este último organismo militar no creo que admita entre sus miembros a ningún régimen de esa índole. Pero como todo es posible, de suceder esa transformación, de la que ya vemos avances tímidos pero preocupantes en algunos ayuntamientos (Madrid, Barcelona, y otros), habría que tener en cuenta varias opciones, entre ellas, que la OTAN se desentendiera del problema interno español y como si tal cosa, lo que colocaría a este país en la línea situacional de Cuba, Corea del Norte, Venezuela, Irán, etc., lo que suena algo iluso, aunque no imposible, porque nada es imposible cuando se trata de política...

+++

A todas éstas, los políticos dedican la mayor parte de su tiempo a insultarse unos a otros, a espiar a sus adversarios convertidos en enemigos, a investigar cómo pueden desprestigiar a los demás partidos, etc., en lugar de invertir la totalidad del tiempo en servir al pueblo que inocentemente (por usar una palabra suave) los ha elegido. Muchas veces me pregunto, sin poder responderme, cómo es posible que año tras año, legislatura tras legislatura, haya tantos millones de españoles que acudan a votar por los mismos que los han engañado reiteradamente en tantas ocasiones. ¿Es que son tontos? Los votan, y al poco tiempo se dan cuenta de su error, y comienzan a protestar y a quejarse de lo que ellos mismos generaron. No sé cuál será la solución a este problema de los políticos españoles (quizás los de todo el mundo sean iguales, eso no lo sé), pero hay una verdad inobjetable: con las mismas caras que estamos viendo a diario, España cada día irá hacia atrás. Un solo ejemplo del camino hacia la debacle cultural es éste: en todos los medios, cuando se refieren a alguien que ha matado a su hijo, lo llaman “parricida” (“quien asesina a un padre”), cuando lo correcto sería “filicida” (quien asesina a un hijo). Y como ése, miles (MILES) de ejemplos. No sólo la Economía salva a un pueblo. Hay cosas mucho más importantes...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

domingo, 26 de julio de 2015

LEER, UNA BUENA OPCION

+

Por cada folio que leo quedan otros 999 que me gustaría leer y que sé que no voy a poder leer en lo que me resta de vida, sin contar que en ese tiempo aparecerían otros miles de folios que tampoco podría leer. Porque el día sólo tiene 24 horas, y en el planeta diariamente se publican miles de libros, periódicos, revistas, tabloides, suplementos, separatas, artículos, opiniones, blogs, comentarios, resúmenes y otras menudencias en Internet, además de diversos escritos que resultan de interés a mi siempre activa curiosidad. He tenido que resignarme incluso a que ni siquiera puedo hacer una lista de prioridades, porque no podría leer todas esas prioridades por lo señalado. O sea, que tengo que conformarme con leer lo que pueda y no soñar con otras aventuras como la de repetir la lectura de EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO, que leí hace muchas décadas y no he vuelto a coger con mis manos. Ni siquiera eso. No hay consuelo para tanta avidez de lectura y no creo ser el único mortal que “padece” de esa “angustia”, que se manifiesta de manera especial cuando entro en una biblioteca y me paseo por los estantes recreando mi vista en tantos libros que no podré leer. Entre las cosas que me gustaría hacer antes de morirme es ésa (la lectura de tantos imposibles) la que más me pesa, pues otras necesidades pueden cubrirse más o menos con un poco de tiempo y de interés, pero la lectura no, pues crece cada día y por cada folio que leo salen al mercado cientos de nuevos folios de los cuales, como dije, quisiera leer muchos a los que puede que no vea ni en fotos adornando algún comentario o crítica en  uno de los suplementos culturales que (menos mal) están al alcance de mi tiempo de lectura.

++

Según una encuesta (una más qué importa) España es el país donde más libros se publican y donde más autores hay en relación con el número de habitantes que tiene. Lo que no acabo de explicarme es por qué se publican tantos títulos si por otra parte dice otra encuesta que los españoles leen poco. Y las editoriales se supone que ganen dinero con esas publicaciones. Entonces, ¿cuál es el destino de esos libros que pululan en las librerías y que nadie compra (nadie lee)? Bonita pregunta. Porque aparte de los nombres consagrados y de algún que otro que recibe el empujonazo de la promoción en los medios, la mayoría de los títulos que reposan en esos establecimientos y en algunos centros comerciales son de autores que no conoce ni el cura del pilar de la horadada (-que- como todo lo da, no tiene nada). Además, está de moda que cada presentador, cada columnista, cada figurín que aparece en la tele o que tiene alguna experiencia médica o de otra índole, aparte de sus respectivos oficios (modista, tertulian@, corresponsal, dietétic@, emprendedor, etc.) publique al menos un libro al año, de ahí que haya quienes se atrevan a afirmar que en el 2050 1 de cada 2 españoles habrá publicado un libro.

+++

Para mí lo más práctico es ir a la biblioteca y por la circulante sacar los libros que me interesan y llevármelos a casa hasta el vencimiento del préstamo en que volveré a devolverlos y a sacar nuevos, método que sin dudas ahorra un dinero que puede servir para otras cosas, ya que tenemos la suerte de que en este país existen bibliotecas circulantes. El único problema es que para leer los que se editan en el momento debo esperar 6 meses o un año para que esos libros estén en la circulante, pero por suplementos y periódicos me voy enterando de las novedades y así cuando los libros lleguen no estaré tan atrasado en mis conocimientos sobre la literatura que se escribe y se publica...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

domingo, 12 de julio de 2015

OLA DE CALOR

+

¡40 grados a la sombra en Madrid! No, esto no es el verano con sol, calor, ropas ligeras y las calles llenas de gente disfrutando del buen tiempo. Esto es un infierno, una sauna, un crematorio. Quien no disponga de aire acondicionado lo pasa muy mal, no sé cómo se escapará de esta pesadilla. Otra semana más con ola de calor, peligrosa por cierto. Un vecino del edificio está hospitalizado porque sufrió un golpe de calor. Me erizo. Ya no me quedan las pocas ganas que tenía de salir a dar mi paseíto diario. ¿Despegarme del fresquito del aire? Ni soñarlo. Mejor aquí, ejecutando el arte de leer y en papel, que es todo un señor placer, y asomarme a la ventana, de vez en cuando, a contemplar las hojas verdes que ya cubren los árboles que estaban pelados hasta hace muy poco. Y pensar que habrá que inventar un refrán que venga bien al caso: no hay ola de calor que dure todo el año... ni cuerpo que se adapte a la candela...

++

Prefiero el frío por una razón muy práctica y sencilla que está al alcance de todos: si usted siente mucho frío, siempre podrá encontrar un abrigo con que taparse, una manta, algo, aunque esté viviendo en plena calle como mendigo: una iglesia o una persona altruista le suministrará lo necesario para que no se tulla de frío. Pero lo que nunca veremos es un mendigo callejero con un equipo de aire acondicionado, ni siquiera con un ventilador de mano. Por tanto, el calor puede hasta matarlo. El frío, nunca. Y así me sucede: por mucho frío que haga, me abrigo y se acabó. Pero cuando el calor aprieta, aunque me desnude seguiré sintiendo calor. Además, el frío me gusta porque durante su etapa me siento mejor, más fuerte, puedo caminar muchísimo sin cansarme, siempre tengo buen apetito, estoy relajado y refrescante, y etc. Allá quienes sueñan con la maravilla de una playa repleta de turistas sudados y donde echarán hasta la salfasia y después sentirán más calor que si se hubieran quedado en sus casas, eso sí, con un buen aire...

+++

Vivo en una ciudad cuyo clima puede variar hasta 10 grados en un mismo día. Madrid es original en muchos aspectos, pero en ése es la hostia: a veces por la mañana, cuando me levanto, alrededor de las 07.00, hace tal fresquito que hasta tengo que ponerme al menos una cazadora para salir. Pero a las 13.00 de ese mismo día, la cazadora estorba, porque casi sudo por la temperatura que ha subido varios grados, y si no hay viento, aleluya. Por eso en Madrid se ven tantas personas con un jersey o una cazadora colgados en la cintura, pues les sucedió lo que a mí: se levantaron con fresquito casi frío, y al pasar las horas, sintieron el calor del mediodía. Nada, que para gustos... aunque en mi caso, casi nunca me cuelgo nada en la cintura, pues prefiero llevar los jerseys o las cazadoras en las manos, aunque sea tan molesto. Cosas de las costumbres, supongo. Y a disfrutar del clima madrileño, que eso no se ve en cualquier ciudad...

++++

El verano es la estación en que las mujeres, especialmente las jóvenes, ostentan su real estatura: ninguna se ve con tacones, al menos durante las horas en que el sol machaca, y de ese modo las bajitas son bajitas y no pueden engañar o simular con los taconazos que a veces dan miedo por lo largos y afilados. Muchas revistas recomiendan el no uso de esos tacones porque perjudican la salud, pero nada, que aparentar ser más altas, eso no se lo quita a las chicas ni el desmolleje. Para mí lo único agradable que tiene el verano es que pueden verse, además de las caras y los pelos, partes del cuerpo a las jóvenes que a pesar de la canícula crematorial pasean por las calles adornando con sus bellezas (siempre una mujer tiene cosas bellas si se la mira bien) el ambiente tan poco propicio para el disfrute callejero. Porque en el invierno, adiós visión idílica: sólo caras y pelos, y a veces sólo caras, y hasta a veces sólo parte de las caras. Pero así y todo lo demás, prefiero, como ya dije y ahora repito, el invierno: me gusta el frío y no me importa que el termómetro baje de cero. Un buen abrigo, o una buena calefacción en caso grave, y basta. Y hasta que la ola de calor me despeje un poquito para ver si se me ocurre algo que escribir en el blog. Sean felices y refrésquense. Hasta la próxima entrada.


Augusto Lázaro

domingo, 28 de junio de 2015

LOS 3 INTENTOS

+

Uno de los grandes males creados vía sistema nervioso es el que algunos llaman “sufrir por adelantado”, o sea, una persona que piensa y/o cree que le va a suceder algo malo, o que su salud va a empeorar, o que lo van a echar de su trabajo (los motivos pueden ser tantos que sería inútil reseñarlos), y así pasa el tiempo (auto)martirizándose hasta alcanzar proporciones de calmantes y tranquilizantes que en definitivas no van a resolver su problema, porque su problema está dentro de él. Hay casos, muchos, en que al final de varios meses (y a veces años) de angustia no sucede nada de lo que esa persona imaginó que podía suceder, y ya está: a reconquistar (cosa no muy fácil) su vida normal y maldecir ese tiempo que pasó “sufriendo por adelantado” lo que no llegó a suceder(le).

++

Los libros (y revistas, separatas, folletos, etc.) llamados de autoayuda se multiplican como curieles y últimamente los hay que tratan toda clase de asuntos y problemas que debe afrontar una persona y cómo resolverlos, ofreciendo una buena cantidad de fórmulas, métodos, consejos, etc., que han llegado a formar parte importante de esa pequeña biblioteca (por darle algún nombre) que cada familia tiene en su casa. No pongo en duda que estos tratados puedan ayudar a alguien, pero tengo una amiga que puede servir de ejemplo de hasta dónde esos libros pueden, en lugar de ayudar, perjudicar a quien los lee casi como parte de su vida diaria a la que ya no pueden renunciar. Esa amiga me confesó que no puede vivir sin esos libros, sin abrirlos, hojearlos, leerlos, y lo más importante: guiarse al dedillo por todo lo que aconsejan que se haga ante cualquier problema o situación a afrontar. Le dije ¿por qué no tiras toda esa “literatura” en el cesto de una vez y te atreves a afrontar tus problemas tú sola, sin hacerle tanto caso a quienes han escrito esas cosas que son seres humanos como tú?
Por poco se pelea conmigo... Hasta ese punto había llegado su dependencia de esas autoayudas que era capaz de perder a un amigo con tal de no renunciar a seguir al pie de la letra las instrucciones que daban tantas páginas dedicadas a decirle a las personas lo que debían o tenían que hacer cuando se les presentara algún problema, o para vivir y sentirse mejores. Pero lo más importante: que cuando le pregunté cuántos problemas había resuelto guiándose por esos consejos se quedó como muda, intentando recordar alguno... y al final seguimos como amigos, olvidándose ella de que la mejor autoayuda que puede proporcionarse está en su propia cabeza y no en toneladas de páginas con recomendaciones que convierten en otro problema a quien las colecciona para dedicar su vida a la lectura y seguimiento de tantas ideas que para seguirlas hay que renunciar a todo lo demás.

+++

A todas éstas, se componen los gobiernos municipales y regionales, muchos de los cuales forman una amalgama de ideas y conceptos que ojalá no echen al traste las “buenas” intenciones de sus integrantes para echar a andar este país con un gran cambio que no se cree que sucederá ni El Tato, que en el fondo sabe que “de los políticos no esperes nada, porque to’s son peores”, como decía mi tío Pancho Casas conversando con su sobrino favorito en Pinar del Río en los años 50. Soy partidario del bipartidismo, sobre todo por una razón de mucho peso: los países bipartidistas son los más ricos, prósperos, poderosos, y donde la democracia triunfa sin mayores circunstancias adversas: mi propia experiencia me dice que donde muchos piensan distinto en una sola agrupación (y a veces no se ponen de acuerdo), no puede progresar la buena intención, y en lo que acaba volviéndose esa agrupación es en un eterno discutir puntos de vista que a la larga perjudican el desarrollo de la empresa (o del país) que pretenden echar adelante. Bueno, cada cual con su librito, a ver cómo salimos de ésta, que ojalá no sea como salió Cataluña con el tripartito, una experiencia a tener en cuenta que por lamentable ignorancia o autosuficiencia nadie tiene en cuenta...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr



http://elcuiclo.blogspot.com.es