martes, 16 de agosto de 2011

VARIOPINTADAS

=
Leo una noticia que no me asombra: "la Universidad Internacional Menéndez Pelayo concederá el título de DOCTOR(A) HONORIS CAUSA a Doña María Teresa Fernández de la Vega". Antes, la Complutense le había concedido el mismo título a Don Santiago Carrillo. Hombre, por algo no aparecen estas universidades entre las 100 mejores del mundo.

==
La proliferación de publicados en España ha llegado a tan alto nivel que el escritor Antonio Muñoz Molina ha declarado que aquí "lo excepcional es no ser escritor". Sólo falta El Tato por publicar un libro que nadie sabe quién comprará y leerá, lo que carece de importancia. Nada, que estoy a punto de declararme "no escritor" y esperar un seguro éxito de no ventas.

===
Durante 15 días estuve anotando la cantidad de detenciones realizadas a diario por las fuerzas del orden y al final, tras una cuidadosa operación aritmética, llegué a la conclusión de que el total de detenidos no cabría en las cárceles españolas existentes, por lo que me puse a pensar: ¿y dónde los meten? Pero mi amigo Juan Maguey se encargó de aclararme la duda: “hombre, ¿qué dónde los meten? Pues en las comisarías... durante unas horas nada más. Después los sueltan y que siga el son”, me dijo, riéndose de mi inocencia.

====
Los políticos españoles son tontos o... (o lo otro que sean ni Juan se lo imagina): piden comparecencias que saben que no se producirán, presentan querellas que saben que no prosperarán, anuncian una semana antes lo que le preguntarán al gobierno, como para que se prepare en sus respuestas y salga siempre airoso, proclaman que aspiran a sus cargos por amor al pueblo y para servirlo, como si alguien se tragara el cuento, hacen pactos que saben que no se cumplirán, prometen miles de cosas que saben que no harán, mienten a borbotones como si la población fuera idiota y se creyera todo lo que dicen (aunque hay muchos que se lo creen), y... nada, que me parece que en el fondo se hacen los tontos para chuparle el rabo a la jutía. O sea, que en realidad, son muy listos estos especímenes.

=====
Muy graciosos los farmacéuticos de Castilla La Mancha: durante los últimos 7 años y medio en que esa comunidad estuvo gobernada por el PSOE no se le ocurrió a ninguno protestar por impagos o desatenciones, ni hacer huelgas, ni lanzar amenazas, etc. Ahora, tan pronto el PP accedió al gobierno comunitario, comenzaron sus protestas, sus huelgas, sus etcs., exigiéndole al Partido Popular que les pague lo que les debe el PSOE tras sus largos años de mal gobierno. Nada, que aquí quien no sea de izquierdas no puede gobernar... al menos tranquilamente.

======
Ultimamente todos los libros que salen publicados a la venta son enormes: 500, 600, 800 páginas, encuadernados con carátulas duras indoblables. Hace mucho tiempo que no veo una salida de un libro de 100 páginas. Me pregunto si es que los lectores españoles sólo compran libros gordos, como para tener más tiempo de lectura y así compensar en algo lo que gastaron al adquirir el susodicho. Pobre de quien escriba obras cortas, tendrá que pagarse sus propias ediciones, porque aquí parece que la calidad está conjugada con la cantidad, y viceversa. Juan Rulfo encontraría muchos obstáculos para publicar su obra maestra, PEDRO PARAMO. Y no digamos ya de otra obra maestra, AURA, del laureado en infinidad de ocasiones, gran escritor, también mexicano, Carlos Fuentes. Pues a emborronar cuartillas, autores: ¡que viva el tamaño!, que no digo yo si importa. La calidad... bueno, si la tiene, mejor, si no, ¿quién va a ocuparse de ella?

Augusto Lázaro