lunes, 29 de agosto de 2011

¿COMPARACIONES ODIOSAS?

El Ministro de Fomento de España, y Vicesecretario General del Partido Socialista ni obrero ni español, don José Blanco, declaró ante las cámaras y micrófonos de nuestra flamante Televisión Española, que la visita del Papa a Madrid no representaría ningún gasto para el Estado español. Una vez finalizada esa visita, la información oficial del resultado de la JMJ, publicó que la misma y sus componentes dejaron a España €160 millones de beneficio, además de 10,000 empleos, y que sus actividades habían sido vistas por 600 millones de espectadores en todo el mundo, lo que sin dudas constituye una buena promoción de nuestro país que invita al turismo internacional, que tanta falta nos hace incrementar por la actual crisis.

Los indignados antisistema declararon que su manifestación anti religiosa no era motivada por la visita del Papa, sino por el costo de la misma para el erario público, al que curiosamente defienden con énfasis. No obstante las declaraciones del señor Blanco y las informaciones sobre los calculados beneficios que esa visita dejaría, los indignados realizaron su manifestación (y otras manifestaciones) protestando, a veces violentamente, por algo que ya no tenía ningún sentido, porque simplemente NO ERA VERDAD.

Semejante comportamiento no me extraña de una especie de organización de organizaciones de extrema izquierda que enarbola banderas republicanas y de la hoz y el martillo, ya sin ocultar sus intenciones últimas que serían no otras que el establecimiento de la III República Comunista en España. Me limito, en este caso, a reproducir opiniones de vecinos y transeúntes (publicadas en la prensa) que soportaron durante varios meses la presencia de estos grupos que se apropiaron impunemente de la Puerta del Sol, lugar típico de Madrid que pertenece al pueblo madrileño y a quienes visitan la ciudad y no a ningún grupo que la tome por la fuerza, a título de “aquí estoy porque llegué, y de aquí no hay quien me saque”. Los vecinos opinaron de estos llamados indignados (de última hora) cosas como éstas:

Olor insoportable === orinaban y defecaban en portales de comercios === pusieron en peligro la salud en el entorno del lugar por las condiciones de aseo y limpieza, ausentes por completo === había algunos drogados === me hicieron insinuaciones soeces varios de ellos === acumularon toneladas de basura en la plaza tomada === su comportamiento no fue muy educado que digamos === hubo muchas deserciones, porque entre ellos había al principio, muchos jóvenes decentes, educados y correctos === ofensas, escupitajos, empujones, golpes, orines, con los policías que intentaban mantenerlos en orden === nunca antes, durante los 7 y medio años del gobierno de Zapatero, con sus barbaridades y su desempleo, se habían indignado, lo hicieron cuando faltaba una semana para que el Partido Popular arrasara en las municipales y autonómicas, como se esperaba y como sucedió, qué casualidad... /// y así muchas opiniones más.

Sin embargo, los jóvenes asistentes a la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, que durante 5 días llenaron la ciudad de amor y solidaridad, de entusiasmo y deseos de hacer el bien, y que fueron ofendidos y agredidos por estos indignados de última hora, demostraron que, a pesar de ser un millón y medio repartidos por toda la ciudad, no provocaron ni un solo incidente desagradable, en todo momento fueron respetuosos, educados, decentes, limpios, alegres, y nos trajeron un mensaje de paz y de cariño, y de una vida mejor al servicio de una fe que aunque no sea compartida, sin dudas debe ser respetada, como lo hicieron ellos con los habitantes de esta ciudad que los acogió con verdadero espíritu de hospitalidad y aceptación en el 90% de su población. Y oigan el informe de los equipos de salud que atendieron a muchos de ellos por el calor o el cansancio: no encontraron NI UN SOLO CASO DE INGESTION DE ALCOHOL, NI UN SOLO CASO DE INTOXICACION ETILICA ENTRE LOS MILES A QUIENES TUVIERON QIUE ATENDER... ¡Qué ejemplo nos han dado estos peregrinos! Realmente es algo que nos conmueve y que nos dice mucho de su formación y de su fe cristiana. Y del poder de convocatoria que tiene la iglesia que pudo llevar a casi dos millones de personas a Cuatro Vientos a ver y oír al Papa con un mesnaje que sólo trasmitía amor y paz.

¿Qué las comparaciones son odiosas? Puede, pero en este caso, es necesaria esta comparación, para que quienes todavía no se han enterado de que el muro de Berlín fue derribado y de que los indignados de última hora son tan farsantes como los políticos que pretenden desbancar del poder al que aspiran, abran al fin sus ojos a la realidad que los rodea, y acepten de una vez que ese mundo de quemar iglesias, violar monjas, fusilar curas, cerrar órganos de prensa independientes, y apoderarse de todo lo que se mueve en el país para convertirlo a imagen y semejanza del pensamiento único, se terminó definitivamente, y jamás podrá volver a enfangar nuestra tierra, que, como la bautizara Ana Belén en una de sus canciones, es “amarga y bella”, y amarga no precisamente por culpa de quienes aman y construyen...

Augusto Lázaro

Foto: peregrinos en un acto cultural en el patio de la basílica de San Francisco El Grande, en Madrid.

No hay comentarios: