martes, 31 de mayo de 2011

LA PUERTA DEL SOL

La Puerta del Sol ha sido tomada por un numeroso grupo de jóvenes que se autollaman indignados. Han llenado el espacio del famoso y pintoresco lugar de Madrid con miles de letreros (papeles, cartones, pintadas, etc.) en los que exponen lo que piden o por lo que protestan: no voy a enumerar sus razones, que comparto en un buen porcentaje, porque son tantas que sería aburrido. Sólo quiero preguntarles, ya que creen que debe eliminarse el actual sistema social y político del país, y de todo el mundo occidental (ya que de "otras sociedades" no hablan, como de la islamista, por ejemplo), lo siguiente:

1) ¿Piensan que con esa forma de protestar podrán alcanzar sus objetivos y destruir el capitalismo, como proclaman muchas de sus consignas? (Una de ellas resulta curiosa: dice que Madrid será la tumba del capitalismo. Uno no sabe si tomarlo como broma o en serio, pero en fin, que ahí está el letrerito, no tan "ito", porque se ve a simple vista.)

2) Si con esa forma de protestar no logran sus objetivos, ¿qué piensan hacer para lograrlos?

3) En última instancia, y viendo que el capitalismo no se va a derrumbar tan fácilmente como se derrumbó el comunismo en la difunta URSS y en toda la Europa del Este --donde estaba tan afianzado en el sentimiento popular que bastó un gesto simbólico de Mijaíl Gorbachov para lanzar al latón de basura ese sistema tan nefasto como el nazismo, verdaderas plagas del siglo XX felizmente superadas, aunque hay muchos todavía que no se han enterado-- ¿cómo piensan tomar el poder aquí en España para derrumbar esta sociedad capitalista que no parece tan frágil como para que un grupo de jóvenes no tan espontáneos como proclaman pueda hacerlo? Esos jóvenes plantean que eso es una revolución, y parece que ignoran que todas las revoluciones han tomado el poder con la fuerza de las armas, pues no conozco ninguna revolución “verdadera o real” que haya tomado el poder pacíficamente.

Este movimiento llamado 15-M no tiene nada de espontáneo: su primer manifiesto titulado MAYO DEL 68 EN ESPAÑA apareció el 9 de febrero de 2011, y ya en él se usaba la consigna de TOMA LA CALLE EL 15 DE MAYO. Después, en Facebook, apareció otro manifiesto titulado PLATAFORMA DE COORDINACIÓN DE GRUPOS PRO-MOVILIZACION CIUDADANA, invitando así mismo a participar en su programada concentración. Y por último, en Twitter, el 16 de marzo de 2011, una nueva consigna, ya pensando en las elecciones: NO LES VOTES, agregándole lo que sería y es su principal titulación: DEMOCRACIA REAL YA. Con semejante preparación, todo muy bien organizado y muy mejor pensado, apareció esta concentración en la Puerta del Sol en el mismo comienzo de la semana final de las elecciones municipales y autonómicas del 22-M. O sea, que aquellos que hablan de espontaneidad, ya va siendo hora de que dejen de hacerse los tontos o despierten a la realidad de este entorno.

Yo también me indigno con muchas cosas del capitalismo, pero igualmente y quizás con muchas más del comunismo fracasado y tan opresor que tiene la dudosa honra de haber asesinado a más millones de seres humanos en todo el mundo que todos los capitalismos juntos de toda la historia. Contra eso, estos jóvenes no protestan. ¿Será que se han convencido de que ese sistema fue una pesadilla que jamás volverá a oprimir a la humanidad?

Esa movilización tendría mucha más lógica si la hubieran establecido frente al edificio del gobierno de la nación (o sea, en La Moncloa), que es el principal responsable –no el único- de esta situación tan desastrosa que estos jóvenes denuncian, o si lo que piden es trabajo, podrían haberla instalado frente al Ministerio del Trabajo, cuya gestión nefasta ha contribuido en mucho con los casi 5 millones de parados que padece España actualmente. Pero no señor, se les ocurrió montar el show en la Puerta del Sol, o sea, frente al gobierno de la Comunidad que está creando empleo y que es el motor económico de España, casualmente (y siguen las casualidades) gobernada por el Partido Popular. ¿Son apolíticos estos concentrados en Sol?

En resumen, que esta especie de feria política (porque es indudable que es un acto político) me recuerda la novela de George Orwell REBELIÓN EN LA GRANJA (Animal farm), donde la “revolución” de los animales dirigidos por los cerdos terminó convirtiendo aquella sociedad que pretendían suprimir en algo así como “más de lo mismo”, estableciendo otra igual o peor que la que quisieron derribar. Sería provechoso que estos jóvenes leyeran esa obra. Es realmente muy aleccionadora. Así quizás se convencerían de que si lograran su propósito, se verían obligados a implantar otra sociedad que a la larga sería igual, o quizás peor que ésta que se empeñan en suprimir, aunque hasta ahora sea pacífica y sin actos violentos ni mucho menos con armas. No se puede, a estas alturas de la humanidad y de la civilización, crear un Estado sin gobierno, sin política, sin instituciones y sin bancos, aunque nos disguste que esto tenga que ser así. ¿Cómo –me pregunto- pensarán ellos instalar una nueva sociedad sin ninguna de estas cosas mencionadas? Creo que en el Matto Grosso existe este tipo de sociedad... y puede que sus habitantes gocen de una felicidad envidiable. Quién sabe si podríamos ensayarla en nuestro país y en todo el mundo occidental. Así al menos nos libraríamos de tantos mandos a distancia, tantos cables, tanto Internet, tantos móviles y tantas otras cosas que han logrado “deshumanizar” al individuo...

Augusto Lázaro

No hay comentarios: