domingo, 15 de marzo de 2015

ANDALUCIA, PUERTA DEL LABERINTO

1

22 de marzo, la fecha clave: el resultado de las elecciones en Andalucía puede vaticinar el futuro de España. Susana Díaz confía, con su exagerada autoestima, en que va a arrasar en las urnas, pudiendo de ese modo gobernar sin compromisos ni pactos en los que no cree, aunque quizás tenga que acudir a alguno para ser investida. Los tertulianos mediáticos (porque los hay privados en casas particulares que suelen arreglar el mundo sin cruzar los dedos a la espalda) han hecho (y siguen haciendo, porque de eso viven) predicciones y apuestas sobre el resultado de esas elecciones y lo que conllevará el mismo: que el PSOE tendrá que pactar con el PP o con PODEMOS para gobernar, que no, que gobernará en minoría, corriendo el riesgo de una moción de censura amenazando a la lideresa sureña en cada encuentro parlamentario, que sí, que ella ha arremetido lo mismo contra el PP que contra PODEMOS, y no va a tener la cara (¿?) de pactar con alguno de los dos, etc. Y si no, ¿con quién, si ningún otro partido obtiene suficientes escaños para unirlos al de Susanita? (como algunos la llaman, cariñosamente). Pero ¿por qué de Andalucía podría sacarse lo que le espera a España en este tormentoso 2015?

2

Andalucía es el feudo principal del PSOE, que ha gobernado esa comunidad durante más de 30 años con el resultado que nadie puede negar, aunque algunos lo niegan. Teniendo en cuenta que el Partido Popular ha caído en picada, perdiendo escaños a granel, sobre todo por culpa de varios de sus principales dirigentes que cada vez que hablan en público le regalan muchos votos a PODEMOS, y que el PSOE no se queda atrás en la decepción de los electores y su pérdida de confianza, a pesar del flamante nuevo Secretario General, cuyo posible enfrentamiento con la andaluza dependerá del resultado que obtenga ésta el 22 de marzo, sólo quedaría PODEMOS como fuerza emergente que ha logrado, en una población harta de las chapuzas de los dos grandes (que dentro de poco, de seguir como van, perderán el adjetivo), además de millones de simpatizantes que podrían votarla, que sea considerada como una solución, para algunos como un mal menor y para otros como una nueva formación con caras nuevas y mucha frescura, lo que tanto necesita España. ¿Que puede ganar las generales? Bueno, yo no lo dudo, no es muy probable, pero es muy posible, y si los 2 grandes no logran cambiar su imagen y superar sus meteduras de pata en estos 8 meses próximos, no dudo que Pablo Iglesias, en mangas de camisa, con coleta y pantalón por la verija, sea el nuevo presidente del gobierno español a partir del 2016...

3

Con este panorama, los españoles se enfrentan, muchos sin saberlo, a una posible transformación de su sociedad de bienestar, tranquilidad, libertad, democracia, y todas las demás bondades que da el capitalismo “salvaje”, a una experiencia que a pesar de haber fracasado durante décadas en distintos países, todavía, increíblemente, quedan algunos que intentan implantarla, aunque en realidad yo creo que no es porque amen tanto al pueblo y deseen lo mejor para él, sino porque es la única posibilidad que tienen de perpetuarse en el poder, como han hecho los líderes conocidos que parecen eternizarse sin que ni Dios pueda tumbarlos de la mamandurria: Kim, Castro, los dinosaurios africanos como Mugabe, etc., o los extintos Mao, Stalin, Hitler, etc., a los que sólo la muerte fue capaz de llevárselos consigo para liberar a sus pueblos oprimidos de semejante horror. ¿Qué sucederá? Me resulta curioso que lo que suceda, si es en mal, generará críticas, desacuerdos, arrepentimientos y protestas en aquellos que darán sus votos para que todo este desaguisado ocurra, y para quienes las enseñanzas de la Historia no servirán de nada. Absolutamente DE NADA...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr



http://elcuiclo.blogspot.com.es

No hay comentarios: