jueves, 26 de julio de 2012

ISRAEL NO ES EL ENEMIGO

El 16 de julio de 2012 Carlos Alberto Montaner publicó, en su blog, un artículo titulado QUE SIGNIFICA ISRAEL PARA OCCIDENTE, cuya lectura debería ser atendida por algunas instituciones españolas que parecen estar en las nubes en cuanto a su información sobre el Medio Oriente.

Resulta cuando menos curioso que en España algunos grupos de políticos, organizaciones sindicales, religiosos de distintas tendencias, y hasta homosexuales conocidos, de vez en cuando lanzan al aire sus diatribas contra ese país, censurando sus acciones militares contra sus enemigos que lo cercan, amenazan y atacan constantemente, dentro de un movimiento por suerte minoritario que alimenta la xenofobia y el racismo. Sin embargo, nunca esos críticos virulentos se detienen a echar al aire sus mismas diatribas contra esos países islámicos donde se cuelgan homosexuales de los árboles y se mata a pedradas a una mujer en plena plaza pública, cosas que no ocurrirían jamás en Israel.

Hay españoles que padecen de muy mala memoria y no recuerdan que no fueron (no serían nunca) ciudadanos de Israel quienes pusieron las bombas en los trenes y han cometido múltiples atentados contra españoles, causando muerte, destrucción y dolor en miles de familias de este país. Resulta incomprensible que de aquí salgan críticas contra el pueblo hebreo y mucho silencio contra quienes sí nos amenazan con el terror con el que pretenden implantar su mal llamada civilización, su “cultura”, su modo de vida, cosa que tampoco intentan los israelíes, quienes incluso suelen votar por España en las ediciones de Eurovisión, por simple simpatía a un país que no puede decirse que es muy solidario con su lucha.

Olvidan que Israel es la única democracia de la zona, siempre caliente, del Oriente Medio, rodeado de enemigos, algunos de los cuales, como Irán, declaran abiertamente sus intenciones de borrarlo del mapa, y de echar al mar sus habitantes para ahogarlos, declaración totalmente inaceptable por aquellos que se precian de demócratas y amantes de la libertd. Pero que, además, Israel jamás ha declarado que desea borrar de la Tierra a ningún país, por enemigo suyo que éste sea.

Si conocieran mejor la historia tendrían que sentir al menos más respeto por el pueblo donde no se persigue a ningún homosexual ni se asesina a mujeres a pedradas ni se las humilla, golpea, desprecia, como sí sucede en muchos de esos países islámicos con los que nuestros gobiernos y nuestra monarquía mantienen relaciones digamos amistosas y complacientes. Incluso en Israel la mujer es tan respetada que puede llegar a ser Jefa del Estado, como sucedió con Golda Meier. Pero eso no lo saben o no quieren saberlo quienes con sus actos se descubren como nuevos antisemitas que apoyan precisamente a quienes por vergüenza y dignidad deberían condenar.

Sería muy saludable que España (que esa parte minoritaria pero en algunos casos poderosa de su sociedad) abriera más los ojos y renunciara a esa lacra del antisemitismo que tanto dolor causó a la humanidad de manos del holocausto que algunos se atreven a negar. Tanto que se combate a Hitler y tan poco que se elogia a un pueblo que ha sabido resurgir de sus cenizas y ha llevado a su país a un lugar cimero dentro de la libertad, la democracia y el más absoluto respeto por los derechos humanos. Un país que con algo más de seis millones de habitantes y en una tierra nada fácil para el cultivo, se ha convertido en un pequeño ejemplo de prosperidad y desarrollo, a pesar del acoso constante de los enemigos que lo rodean.

¿Que Israel ha cometido errores y excesos militares en la zona? Sí. Y eso es muy censurable. Pero díganme un solo país en esa geografía que no los haya cometido. Y quizás mucho peores.

Augusto Lázaro

Para acceder a EL CUICLO pinche en http://elcuiclo.blogspot.com.es