lunes, 24 de abril de 2017

¡ESTAMOS RODEADOS!

+

Existe una especie de humanos que hace siglos ha ido creciendo en número. O será que hace siglos no se conocían. No lo sé. El caso es que esa especie que ahora yo veo que crece indeteniblemente es muy interesante: está formada por personas que creen saber de todo, que lo saben todo, y lo peor (además de no aceptar jamás que se han equivocado) es que se creen con el deber de “enseñarnos” cómo tenemos que vivir, lo que tenemos que hacer, y si nos pasa algo, recomendarnos cómo solucionar el asunto, incluso en temas de salud y medicinas, como si fueran verdaderos científicos a los que hay que oír y cuyos consejos hay que seguir. Si no... “no eres más que un ignorante”, piensan. Algunos lo dicen. A una de esas personas yo la llamo mamá, porque siempre me está “orientando” lo que TENGO que hacer y cómo debo vivir para superar mis limitaciones y vivir mejor... Mi mamá dejó de hacerlo cuando yo tenía alrededor de unos 9 años...

++

Hablaba Hermann Tertsch en su cuenta de Twitter que buscaba a algún mortal que le diera el truco para poder hablar por teléfono con un ser humano y no con máquinas (se refería a una cuenta que al parecer tiene contratada con Telefónica Movistar). ¡Ja! No sabe (o lo parece) que el truco lo tienen esas operadoras de telefonlia móvil, que una vez que estás contratado no te dejan salir de ellas ni con la guardia civil. O sea, que estás a sus órdenes: te has convertido en un esclavo de esa empresa y si intentas darte de baja, lo primero que debes hacer es comprarte unos buenos ansiolíticos, pues conozco el caso de un amigo que se volvió loco (está ingresado en un psiquiátrico, permanente) intentando darse de baja en esa misma empresa, hace ya algunos años. No lo logró,
y al final, tras visitas a médicos y especialistas, y compras de pastillas caras y demás, no pudo con sus nervios y fue a parar al hospital de donde lo remitieron al psiquiátrico señalado. Y todo esto sucede en España sin que ninguna institución haga algo por impedirlo. Somos esclavos de las operadoras de telefonía móvil: no podemos darnos de baja. Si ud no lo cree y tiene un contrato, inténtelo y ya me dirá...

+++

“Estamos rodeados”, era una frase que se repetía en la Cuba del período especial (que nunca ha sido superado del todo a pesar del petróleo venezolano) en tono de guasa, entre amigos, cuando hablaban de algo que no funcionaba bien (que era casi todo) y encontraban trabas para realizar su trabajo o salir bien en sus estudios. Algo que no acababan de comprender, a pesar de vivir en aquella realidad virtual que únicamente podían aceptar quienes tenían que vivir bajo aquel absurdo que ni siquiera en el teatro de Beckett podían encontrar. Esto viene a cuento porque la burocracia no es privativa de Cuba: existe creo que en todo el mundo, aunque la cubana sea un caso aparte. Pero en España yo he vivido situaciones tan absurdas que a veces yo mismo, delante de algunos amigos o hasta solo en mi espacio, sonriéndome al recordar aquellos tiempos, repito las mismas palabras: “estamos rodeados”, porque la realidad de la burocracia española es tan parecida a la cubana que a veces mis recuerdos confunden la regionalidad de las situaciones que provocan esas palabras tan graciosas y a la vez tan terribles...

Augusto Lázaro


http://elcuiclo.blogspot.com.es


No hay comentarios: