domingo, 3 de agosto de 2014

LA ESTUPIDEZ, EL FUTURO POSIBLE

¿Puede un ser humano vivir obstinado de todo lo que lo rodea? Me he preguntado eso infinidad de veces, cuando me siento obstinado de todo lo que me rodea, por suerte en pocas ocasiones, pero esas pocas ocasiones son una muestra de que la obstinación puede aparecer en cualquier momento para jorobarme el día, porque no me gusta ni un poquito sentirme obstinado de todo lo que me rodea, que no tiene la culpa (el todo) de que yo me sienta obstinado de él (o de ella, pues no sé si el todo será hembra o varón), y en fin...
El caso es que la humanidad se está poniendo impertinente. O quizás sea yo el que se está poniendo intolerante, sobre todo con la estupidez que me encuentro demasiado a menudo, como esa valla que he visto en Twitter que dice: PINTAMOS SU CASA A DOMICILIO. Vaya, es como para salir corriendo. ¿Cómo es posible? Pues es posible, por eso a veces me siento obstinado, porque me encuentro con esos letreros y con otras cosas más directas y más estúpidas que no puedo obviar por mucho que lo intente.
Mientras espero en el salón a que me llamen para almorzar, de vez en cuando miro al televisor que siempre está en función, aunque no haya nadie esperando, y oigan lo que veo: un programa con una ruleta para ganar dinero adivinando frases o palabras, qué sé yo. Una concursante dice, refiriéndose al hombre araña: spáidr, o sea, pronuncia correctamente el nombre en inglés (spider man), pero ¡oh divina Gerundia!, el presentador la "rectifica" y le dice: no, vamos a llamarlo espíder, como lo llamamos nosotros (no especificó quiénes eran nosotros). O sea, majines, que este tipo estaba estupidizando a una persona que pronunciaba una palabra correctamente en inglés, conminándola a que siguiera pronunciándola MAL como la mayoría de la gente la pronuncia aquí.
Pero lo grave no es lo de spider man, sino que hay miles de barbaridades y meteduras de pata (y de lengua, sobre todo de lengua) que hay que oírlas y verlas para darse cuenta de que esto está al tope, que la estupidez está ganando la batalla y que ante ella hay que rendirse, pues luchar y esforzarse por una causa perdida puede provocar, en los varones, un IAM, o sea, un infarto agudo de miocardio, y en la damas, pues... un adelanto de la menopausia, por ejemplo. 
Mejor irse acostumbrando, porque dentro de poco la estupidez será valorada como la situación normal de la sociedad, y los que no, ya saben: inadaptados o raritos, como suele decirse...
Augusto Lázaro
@augustodelatorr
http://elcuiclo.blogspot.com.es



No hay comentarios: