miércoles, 30 de junio de 2010

LA PRESENCIA AUSENTE

Fue el primer rostro que vi al llegar al edificio. Su sonrisa, amplia, sugerente, cariñosa, calmó mi nerviosismo (siempre me asaltan los nervios cada vez que cambio de vivienda) y tuvo la rara virtud de llenarme de entusiasmo, porque desde ese mismo instante pensé que ella sería (que ya era) mi amiga, y que en el nuevo espacio habitacional de soledad y paz no estaría tan solo como a veces deseo -y a veces detesto-, porque la soledad es un estado mental que sólo se acepta cuando se desea, y que martiriza demasiado cuando lo que se anhela -y no se tiene- es una compañía como ella que acababa de encontrar...

ELLA NO ERA MI TIPO

Ella no era mi tipo de mujer
(eso que, hablando en plata, se conoce como
tipo de mujer).
Pero las sombras que sin darme un minuto de tregua
emponzoñaban mis escasos días de sol
junto a ella desaparecían
casi mágicamente.
Ella no era mi tipo.
Quizás era -demasiado- "natural":
sin maquillaje, sin pintura, sin perfume notable
(ni siquiera se peinaba y dejaba su pelo
-no tan largo ni tan negro, pero largo y negro al fin-
al antojo del viento que apenbas lo rozaba
porque yo estaba con ella -siempre- bajo techo).
No era mi tipo, decididamente.
Pero cuando la tenía junto a mí
(sólo un breve retazo de tiempo junto a mí)
y tan cerca que a veces sentía su olor de mujer
todo lo demás que me rodeaba, y que sin ella se regocijaba
en recordarme
que yo vivía rodeado de cosas carentes
de la más mínima importancia,
se deshacía en burbujas como olas que alcanzaban
los rompientes
y elevaban sobre la superficie azulgris
(como sus ojos azulgrises donde se refugiaba
un pedacito del Mar Mediteráneo)
su blancura de espuma.
Porque ella era eso, sólo eso: un mar azulgris
cuyos rompientes tenían la enorme facultad
de llenar mi pobre vida de algo muy parecido
a la felicidad...

Enseguida nos hicimos amigos: siempre que salía a la calle me detenía unos minutos a conversar con ella. Y siempre su sonrisa, abanicando de frescor mis primeros momentos de cada nuevo día. Después, al regresar, si estaba todavía, continuábamos nuestros puntos de vista, que no siempre eran coincidentes, porque ella no era de las que se dejan aplastar por la "cultura" de ningún interlocutor. Defendía sus ideas y sus puntos de vista, y a veces nos poníamos muy serios discutiendo sobre algún asunto que nos importaba. Pero siempre su sonrisa era capaz de llenarme de entusiasmo por la vida, de ese entusiasmo que ya había perdido totalmente y que ella me ayudó a reencontrar...

ESTA PESADEZ DE LOS DOMINGOS


Domingo por la tarde: puedo oír el silencio
que se impone sobre todos los ruidos
porque nada pesa tanto
como un domingo por la tarde
preñado de nubes oscuras que no dejan caer
una gota
sobre la ciudad tan reseca que se respira
el polvo en medio de la calle inmóvil.
Otra vez a revolver recuerdos
de cuando fui feliz, o sea,
de cuando fui un niño feliz, desprejuiciado,
ignorante de la miseria humana
y de sus consecuencias tan aturdidoras
que al despertar la edad del sexo
acudí a su encuentro con temor
y desconfianza
porque el mundo no me había preparado
para tan traumatizante enlace.
Los domingos son días pesados y solos
y por las tardes aburridos y lúgubres
como la tierra árida.
Es a esa hora que triunfa la nostalgia
y los recuerdos caen en picada
sobre mi aturdido tiempo intrascendente.
Irremisiblemente digo en alta voz
ante la ausencia de interlocutores
comprensivos o no
que ojalá regresen pronto el lunes
y la rutina diaria
para hacer añicos este fardo que mis pocas
fuerzas
no pueden sostener por tanto tiempo...


Me llamaba casi todos los días, preocupándose por mí, por mi salud, por mi estado general, que casi siempre era bueno, con las limitaciones lógicas del almanaque que nunca perdona. A veces me subía algún periódico, otras me traía desde su casa algún disco con la música que yo le había dicho que me gustaba oír, y siempre su sonrisa, su mágica sonrisa que me hacía ver la vida todavía hermosa y que llenaba mis deseos de estar mucho tiempo con ella para continuar pensando que la vida sigue siendo hermosa todavía... Ahora ella no está, y me paro frente a la ventana de mi habitación desde donde veo àrboles cubiertos con hojas muy verdes, y muchos gatos jugueteando allá abajo, inocentes de cuanto los rodea, y rememoro los ratos que pasábamos ejerciendo una relación amistosa adornada de un cariño sin límites, que ella se llevó con su ausencia al marcharse hacia otras tareas, lejos de mi entorno de mampostería y sueños. Pero lo que no pudo llevarse fue su imagen: esa pincelada del recuerdo que me acompañará de por vida mientras yo la vea en todo su esplendor de mujer en verdad encantadora, agradable, porfiada, sincera, amiga, cabezona, mujer en suma de ideales que sería empeño inútil, por no decir tonto, pretendfer olvidar...

APRENDIENDO A VIVIR SIN TI


cada nuevo amanecer abro los ojos
intentando desperezarme de tu ausencia
rndirme a la evidencia de que ya no estás
tras las persianas sólo veo árboles sin hojas
aceras que ya no sostienen tus pasos
calles por donde ya no cruzas para acercarte a mi añoranza
entonces la soledad es un martillo golpeando mi cabeza
y lacerando mis horas inútiles
qué difícil este empeño de creerme que estoy aprendiendo
a vivir sin tu amor
asfixiándome en la pesadez de los domingos
que reptan en mi entorno lentos y agobiantes
porque ya no estamos juntos en ese mismo espacio
donde quizás recuerdes el tiempo de los dos
que absurdamente se nos ha escapado
me esfuerzo inútilmente en deshacer nostalgias
en olvidar recuerdos
en no pronunciar en voz alta tu nombre
pero qué difícil qué imposible este empeño
de creerme que estoy aprendiendo a vivir
sin tu amor...

Augusto Lázaro

augustorre1938@yahoo.com

jueves, 24 de junio de 2010

CUIDADO CON MIRARLO ATRAVESADO

¿Usted es profesor? Ah, no, si lo es de la Universidad no tiene mayores consecuencias. Tiene, eso sí, problemas de menor cuantía, pero no creo que ningún estudiante universitario le vaya a poner un ojo como el de Popeye. Es que los estudiantes universitarios ya tienen pelos hasta en el cóccix y están en otrta cosa (aunque últimamente tampoco puede estarse muy seguro de que con ellos no le va a ocurrir ningún "accidente", como están las cosas en tan altos centros docentes). En fin, ¿de qué nivel de enseñanza es usted profesor? ¿De Secundaria? ¡Pobre hombre! Pues mire, y perdone, pero usted tiene una de las ocupaciones más peligrosas que existen actualmente, ya equiparada con la del limpiador de ventanas en edificios de más de 20 plantas. Ah, ¿que no es para tanto? Pues oiga esto:si usted se enfrenta a algún alumno por cualquier eventualidad, de las muchas que se presentan a diario, usted tiene las de perder: si lo suspende, el muchachón le va con el cuento a papá, ay, papi, es que ese tío la tiene tomada conmigo, y papá se aparece en el plantel y lo menos que le dispara es una amenaza, sin ningún disimulo. O sea, profe, a aprobar al nene, si no, ya usted sabe lo que le espera con el padre de la criatura. Si lo regaña o le llama la atención delante de sus compañeros de aula, entérese: la misma ruta, a papá con el cuento y a sus cúmbilas con sus planes de fastidiarlo mucho mientras intenta impartir sus clases, que no las podrá impartir en lo adelante en paz. Si se le ocurre expulsarlo de la clase, ¡ay, mamacita! Entonces es posible que ya ni papá se entere, y que el malandrín se active con su banda y no dude de que le hagan todo tipo de maldades, como embarrarle de mierda el buró con su portafolios incluido en el festín escatológico, tirarle bolitas de chicle masticado cuando se vire de espaldas para escribir en el pizarrón, encerrarlo en el aula, atrancando la puerta desde fuera, pincharle una goma de su coche, y algunas más nada edificantes, por supuesto, impunes. Ah, pero si usted es de los recalcitrantes de esos que no se dejan amedrentar y presenta una nota de expulsión del cole al tal alumno (o a tales si es el caso), prepárese para lo peor: no sólo le harán la vida imposible, sino que no se salva de una buena tunda ni encendiéndole una vela a Santa Filomena la milagrosa. Un ojo amoratado, el esternón desviado, una costilla rota, un brazo en cabestrillo, el pie hinchado con peligro de gota, las gafas en el suelo a pedacitos, el buró al revés, sus papeles ardiendo en una esquina, y... ¿para qué seguir? Pues eso, profe, que usted está totalmente indefenso ante un alumnado que cada día atiende menos a la clase y le importa un carajo estudiar y superarse, porque a fin de cuentas ve en la tele que los idiotas y los malandrines son quienes triunfan y se forran malhablando sandeces, y que aquí el saber vale menos que un cruasán en un contenedor (imagínese: Magdalena Alvarez, ¿se acuerda de ella?, va a ganar 20 mil euros al mes no sé dónde). Pero ahí no acaba la tragedia, no: cuidado con una bronca con cualquier alumno, porque aunque usted tenga toda la razón, reconocida por empleados, profesorado, director, y hasta por algunos alumnos, de eso nada, monada, la ley (la sacrosantra ley) absolverá al alumno que le rompió las ventanas de su casa y le propinó una paliza de anjá con observación en el hospital más cercano de urgencias, y si es menor el susodicho educando, ¡se complicó el asunto!, porque hombre, ¿cómo se atreve usted a maltratar a un inocente chavalito que no entiende su agresión (la suya, profe, que no ha existido, no la del chavalito que sí) y sus abusos en las clases? Y al final, usted es el culpable. Y claro que lo es, señor mío: ¿quién lo manda a ejercer de profesor de Secundaria? ¿Por qué no se busca un empleo de guardagujas en la RENFE? Seguro que allí estará mucho más ídem. Anímese, rellene el formulario y espere, y díagle adiós a su querido cole, donde tan agradables momentos ha pasado en compañía de esos entusiastas estudiantes que tanto lo quieren que gustosos darían hasta sus vidas por usted, en caso de que usted se encontrara en una situación de límite... como esa de comparecer a un juicio acusado de maltratar y vejar a uno de sus encantadores alumnos. Pues eso.


AUGUSTO LAZARO

augustorre1938@yahoo.com

viernes, 11 de junio de 2010

VARIEDADES VARIOPINTAS

Mi amiga A suele padecer unas crisis depresivas que la ponen impresentable, y lo peor, con bastante frecuencia. Para ella (y para quienes puedan servirse de tan sanos consejos) va esta décima:

RECETA CONTRA LA NEURASTENIA

Vida honesta y arreglada,
hacer muy pocos remedios
y poner todos los medios
de no alterarse, por nada.
La comida, moderada.
Ejercicio y distracción.
Y no tener aprensión,
salir al campo algún rato,
poco encierro, mucho trato
y continua ocupación.

Y para aquellos que suelen sufrir por los avatares tristes del amor, otra décima, también con algunos consejos muy efectivos para su curación:

RECETA CONTRA EL MAL DE LA AUSENCIA

Se ponen al fuego dos
adarmes de indiferencia,
cuarenta gotas de esencia
de abur y vaya con Dios.
Se añade una libra, en pos,
de no me importa molido
y todo, muy bien cocido
con aceite de alegría,
se toma una vez al día
en la copa del olvido.

Y para los desesperados que quieren resolverlo todo a un tiempo, ahí les va la tercera, que tiene mucho de verdad para entrar en oídos receptivos:

PARA NO METER LA PATA

Vio Gil de un árbol caer
cinco pájaros, y a todos,
corriendo de varios modos
los quiso a un tiempo coger.
Deja, buen Gil, de correr,
que no cogerás ninguno.
¿A qué tras cinco, importuno,
corriendo vas con ahínco,
si para coger los cinco
tienes que empezar por uno?

Los "consejos" no son míos (no acosumbro a darlos) sino de los autores de las espinelas (pues no soy yo el autor) cuyos nombres lamento no citar, pues las tomé de un libro del año de Ñañá Seré que mi padre, poeta, romántico y tonto (como todos los poetas románticos) le regaló a mi madre en uno de sus cumpleaños, lleno de versos, fotos, anécdotas, chascarrillos y fábulas de Esopo, Samaniego, Séneca y demás, y no aparecían, al menos en las décimas escritas, los nombres de quienes las habían creado, aunque estoy seguro de que no brotaron de la imaginación del autor de mis días. Por cierto, ese día de cumpleaños de mi madre (que se llamaba Carmen Fidelina) el bueno de mi padre encabezó la entrega con una quinteta que decía:

Hoy es el cumpleaños de una amiga muy fina,
muy bella, muy amable, de una gracia divina.
Día en que sus amigas han de felicitarle,
sirvan estos renglones para yo desearle
nil años de venturas a Carmen Fidelina...

Menos mal que ahora estamos en otros tiempos, pero no obstante, aquel amor duró mientras mi padre estuvo vivo, y al morir quedó mi madre viuda y fiel a su recuerdo, aunque lo sobrevivió nada menos que... ¡25 años!

Sin ánimos de comparar (líbreme Dios de las comparaciones) esto me recuerda otros versos anónimos que estaban en el dicho libro. Antiguamente, según decía el texto iniciático, los muertos se velaban en las iglesias, y parece que no todos "gozaban" de la fidelidad que mi madre prodigó a su viudez. Oigan esto:

Al conducir a la iglesia
el cuerpo de Bernabé,
dijo, llorando, Nemesia:
"¡muy pronto te seguiré!"
Y probó que no mentía,
pues, a poco de enviudar,
a la iglesia lo seguía...
¡para volverse a casar!

Y un último intento de parafrasear a estos desconocidos que parece que eran muy duchos en asuntos llamados "del corazón":

--¡Cuánto en tu ausencia padezco!
--¡Ay, Juana, vivo en un potro!
--Juan, si me olvidas fallezco.
Juana se casó con otro
y Juan se quedó muy fresco.

%%%%%%%%%%%%%%%


PREGUNTAS MOLESTAS


¿Por qué los órganos de prensa y el pueblo español no se quejan, no protestan, no hacen manifestaciones frente a embajadas, no muestran su solidaridad con los MILLONES de negros masacrados impunemente en el centro de Africa? ¿A los diarios españoles y al pueblo no les importa que mueran millones de negros que son TAMBIEN "hijos de Dios"? ¿Fueron los negros quienes colocaron las bombas en los trenes? ¿Por qué no salen a la calle aquellos del "no a la guerra" pidiendo que regresen nuestros soldados de Afganistán, que es otra guerra en nada diferenciada de la de Iraq? Y donde han muerto casi cien españoles.


%%%%%%%%%%%%%%

--Soy un genio -me dice mi amigo Juan Maguey-. Felicítame.
--Primero dime por qué te consideras un genio, porque no he oído a nadie llamarte así.
En la cafetería de Atocha donde uno puede sentarse en paz y tranquilidad, porque hay otra, circular, en el medio del amplio salón, donde tienes que tomarte tu café y comerte lo que desees de pie y parado, que parece lo mismo y quizás lo sea.
--Pues oye esto: he descubierto el secreto de Bono.
--¿Del cantante?
--No, hombre, no, de José Bono, el presidente del Congreso de los padres de la patria. No te enteras, como siempre.
Yo con mi descafeinado, Juan tiene hambre hoy, porque ha pedido además de su cortado, unos churros que me hacen agua el paladar, pero el cinturón me dice: "¡aguanta!"
--¿Y cuál es ese secreto? No sabía que el señor Bono tuviera un secreto.
--Tú nunca sabes nada. Pero es más fácil que soplar y hacer botellas, compadre. Mira: el problema es que Bono ha decidido convertirse en el hombre más rico de España, superando a don Amancio Ortega.
--¿Y quién es ese otro?
--Pero hombre... ¿Amandio Ortega? Coño, es el dueño de la cadena de tiendas Zara. ¡Qué cosa! ¿En qué mundo vives?
Juan me da dos plamadas en la espalda y me mira como diciéndome "es inútil", pero yo sigo enterándome. Con él me mantengo al día en todo.
--Pero en fin, cuéntame. Para enterarme, vamos.
--Pues verás: lo último es que la Editorial Planeta acaba de concederle un adelanto... fíjate, un adelanto... de nada menos que de... sujétate: 720,000 euritos... por un libro que todavía no ha escrito el hombrín. ¿Qué te parece? Al paso que va, en unos cuantos años será de verdad el hombre más rico de España. Pobre don Amancio, va a quedar de segundón.
Pienso: ¿de dónde sacará Juan estas informaciones? ¿Me estará tomando el pelo o será cierto?
--Pues no lo entiendo, porque el señor Bono es socialista, católico y cristiano. El mismo lo ha confesado. Devoto de Cristo.
--¿Y eso qué tiene que ver?
--Coño, pues... pues si es socialista, católico y cristiano, no puede caer en esas altanerías que no responden ni a uno ni a otro concepto. Si Cristo era tan pobre y tan humilde que sólo tenía lo que llevaba puesto. Y en cuanto a lo de socialista...
--No no no, es que no te has dado cuenta: Bono no es socialista, sino sociolisto, con o. ¡Sociolisto! Como casi todos los diputados del Congreso.
Ahora sí creo que Juan me está corriendo una máquina. Déjame seguirlo a ver en qué para.
--Muy bien, pero lo de católico...
--Lo de católico es como tantos que van a la iglesia a hacer el paripé, creyéndose que así van a ser perdonados de sus múltiples pecados y no van a ir al infierno, pobrecitos. Un paripé, muchacho, para aparentar, porque no sé si te habrás dado cuenta de que nuestros polítios se dedican a eso, a aparentar...
Decididamente estoy a punto de pedirle a Juan que se venga a vivir conmigo a casa, porque con él estaría en la última. Ya lo creo que sí.


&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

BROTES CORANICOS

Converso con varios amigos sobre el auge del fundamentalismo islámico en nuestro país. Hay opiniones para hacer un ajiaco. Pero me parece que hay una que pone el dedo en la yaga sobre un problema que al parecer no preocupa a casi nadie. Mi amigo resume así su punto de vista:

2000: aparecen las primeras manifestaciones tímidas de los propósitos del islamismo.
2010: aumentan considerablemente esas manifestaciones, aprovechando las "bondades" de nuestra obsoleta democracia y la excesiva permisividad de las autoridades políticas e institucionales.
2020: los islamistas logran tener representación en la vida cultural, religiosa, social y política del país, activamente, incluyendo emisoras de radio, un canal de TV y un partido político con derecho a participar en campañas y elecciones y a colocar diputados y cargos menores en todas las instituciones de las 17 comunidades autónomas (en caso de que en ese año todavía haya comunidades autónomas).
2030: los islamistas alcanzan la mayoría en muchas regiones del país y se apropian de los medios de difusión masiva de la mayoría de esas regiones. Aumentan sus medios y a través de ellos proclaman su interés por implantar su religión, sus costumbres y su cultura en toda España.
2040: el islamismo es ya la primera fuerza política del país.
2050: España se proclama el primer país islámico de la Unión Europea (si es que para esa fecha existe todavía la Unión Europea, que yo estoy seguro de que no).

Brotes verdes no habrá, pero coránicos sí. Y bastantes. Parece broma, ¿eh? Pero lo terrible es que no lo es y que es más que probable que de continuar con estos gobiernos tolerantes y débiles que se dejan imponer lo que los islamistas no se dejan imponer en sus países, esto será una realidad. Pero por suerte yo no estaré vivo cuando esto suceda... ¡Ah, Catana! ¿Será verdad que los pueblos tienen el gobierno que merecen?

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

UNA PEQUEÑA PRUEBA

de lo anterior es que en una residencia de personas mayores han prohibido (sí, prohibido) a las empleadas que besen y abracen a los residentes. No, no estoy hablando de Irán ni de Corea del Norte, no. Estoy hablando de Madrid, de la capital del Reino de España, del "Primer Mundo", de Europa, de la civilización occidental, recoño. ¿No lo creen? No, si yo tampoco. Pero ES ASI. Prohibidas esas manifestaciones de cariño físico (besos y abrazos) a los mayores, así como lo leen. Se empieza por eso y se termina por matar a pedradas a una madre soltera en la Puerta del Sol... ¿Nos estamos (in)civilizando? ¿O bestializando?

Augusto Lázaro

domingo, 6 de junio de 2010

¿POR QUE SE MANTIENE ZAPATERO?

1

Zapatero no es un imbécil, como piensan muchos. No sabe gobernar, pero sabe mantenerse en el poder. Lo ha logrado durante más de 6 años aplicando una estrategia que nunca falla: divide y vencerás. Como para él lo único realmente importante es mantenerse en el poder, del que se ha enamorado furiosamente en estos años hasta el punto de no concebirse fuera, ha dedicado y aún dedica toda su energía a aplicar esa máxima. Y ha triunfado: jamás la sociedad española había estado tan dividida. Y eso, él lo sabe, lo beneficia.

También lo beneficia el estado de crispación y de tensión existente en nuestra sociedad. Su filosofía es revolver el río y pescar cómodamente. Pero sin dudas, su mayor virtud es su personalidad de orador de barricada, que cala en la masa, esa masa que lo ve, lo oye, lo vitorea y lo vota, hasta por segunda vez, tras 4 años de barbaridades que 11 millones de españoles pasaron por alto. Ningún otro gobernante, con la que está cayendo, se mantendría en el poder, y menos siendo tan valorado por tantos millones de personas según las encuestas, a pesar de que en los últimos meses su valoración ha decaído bastante.

Al igual que Fidel Castro, Zapatero se ha ido quitando de encima a aquellos de sus compañeros que no están de acuerdo con algunas de sus prácticas de ordeno y mando unipersonal que no deja margen para la discrepancia, o que se van poniendo "pesados", al punto de que si hacemos historia, comprobaremos que de aquellos que comenzaron con él en la Moncloa desde 2004, ya no queda ni el perro del edificio. Quizás lo que para muchos ha sido un error (rodearse de gente inexperta, inepta, con muy escasa preparación y casi nula capacidad de ejecución) ha sido su mayor éxito en el gobierno: él sabe que las Leires, las Bibianas, los Pepiños, etc., son y serán siempre fieles hasta el "sí, bwana", y jamás despuntará en ellos ni el menor asomo de rebeldía. Y sobre todo, nunca le harían sombra. Pues con ésos en su equipo de gobierno, aunque de gobernar no sepan ni hostias, sigue y seguirá hasta que entienda que debe quitarse a otros y poner a nuevos, muy escogidos también, por si acaso no vaya a surgir algún rival con posibilidades de sacarlo del poder. Porque además, también, al igual que Fidel Castro (y que Hugo Chávez), Zapatero no soporta las críticas. Y si no impide totalmente la libertad de expresión no es porque sea un gran amante de esa libertad, en la que no cree, sino porque esto es España, y como quiera que esté nuestro país, es un país de la Unión Europea, de la OTAN, y aquí sería punto menos que imposible implantar un sistema totalitario semejante al de Hugo Chávez en Venezuela, aunque sus intentos ha habido, en pequeñas escalas.

Y así están las cosas. Zapatero en el poder y ni la crisis lo va a sacar de ahí, a no ser que su destitución venga de adentro (del propio PSOE), como sucedió en la difunta URSS cuando el Politburó decidió darle vacaciones permanentes al gracioso de Jruschov "para que no jodiera más" según chismes de salón. Pero eso no es probable que suceda en España. Y si la crisis remite, aunque sea un poquito, y llega el 2012, estoy seguro de que muchos millones de españoles volverán a votar por Zapatero. Unicamente una debacle descomunal haría que algunos de esos millones se abstuvieran y el Partido Popular aprovechara esa circunstancia para alcanzar la absoluta mayoría, sin la cual jamás podría gobernar.

2


No obstante lo anterior, cabría preguntarse aún: ¿por qué se mantiene? Pero analizando la situación electoral de este país no es muy difícil encontrar el quid de la cuestión:


--los votantes: a pesar de los pesares zapateriles, todavía quedan muchos millones de españoles que prefieren que siga Zapatero "antes de que los fachas se apoderen del poder". Un ejemplo es el quiosquero de Bailén, que declara sin ambages que aunque reconoce que Zapatero no da más, "antes que la derecha, cualquiera, y mejor Zapatero". Y así hay, repito, millones.


--el miedo en el PSOE: ¿a qué? Pues muy sencillo: si cae Zapatero, ellos, los privilegiados que no sufren la crisis (la mayoría de los dirigentes tienen 2 y hasta 3 sueldazos) caerán con él y su destino posterior es impredecible, aunque nunca "pasarían hambre", pero no se conforman con ser simples ciudadanos y perder sus prebendas. Por eso, se unen como una sola masa para apoyar al hombre que los tiene, hasta el momento, en semejante bienestar general.


--el apoyo sindical: a pesar del paripé de la anunciada huelga general (y aunque ésta se realice) los sindicatos son de izquierda, eso lo sabe hasta Manolo el del Bombo, y siempre preferirán tener a un gobierno de su familia ideológica que a uno de la derecha con el cual nunca podrían hacer carantoñas como las que han tenido con el actual desde su inicio en la Moncloa.


--Zapatero es, además de listo, hábil, y ha impregnado a su equipo del "agi-pro" de los comunistas que cala en la masa por no tener contraataque de una oposición que pasa sin luz y sin brillo por el Congreso, donde apenas suelta algunas critiquitas (últimamente algo más fuertes, pero todavía sin poder compararse con las iniciativas propagandísticas de la izquierda) y nada más, esperando que se caiga el gobierno sin darle el empujón definitivo.


--la población española, a estas alturas, sigue sumida en una especie de hipnosis anti-derecha, y prueba de ello es que el periódico más leído es EL PAIS y la emisora radial más escuchada es la Cadena SER, y ambos medios suministran diariamente un veneno ideológico tan bien estructurado que penetra en las mentes de tantos millones de lectores y oyentes que no leen ni oyen otra cosa. Tengo una amiga que me dijo un día que ella sólo lee EL PAIS, "porque es el único que dice la verdad". Sin comentarios.


--la mentira: otro de los éxitos de Zapatero y de su grupo: mentir constantemente, hasta que los ciudadanos se crean sus mentiras o cuando menos duden. La mentira le ha resultado rentable a Zapatero, porque él sabe que a una buena parte de los electores no es difícil convencerlos si se les insufla ese veneno que no tiene antídoto en ningún partido de la llamada oposición. Porque siendo sinceros, hay que reconocer que la izquierda es una verdadera estrella y una máquina de la propaganda, y la propaganda bien hecha y mejor dirigida, logra mucho. Tanto es así que una persona que ha mentido y miente tanto como doña María Teresa Fernández de la Vega resulta siempre, en todas las encuestas, muy bien valorada por los encuestados. Para reírse.


--y la mejor táctica propagandística: echar la culpa a la derecha (o a otros) de cuanto error, cuanta metedura de pata, cuanto desparpajo, cuanta barbaridad comete el gobierno, y siempre adelantándose al resto, proclamando ser lo que no es, y culpando a la oposición, sobre todo al Partido Popular, de esto y de lo otro, cuyo real culpable es el gobierno (y el partido que lo sustenta).


Con estos truenos, es de esperar que, como el hombre aguanta increíblemente, pegado al poder como una sanguijuela indespegable, de mejorar un poco la economía, que parece ser el principal problema que importa a la población, por no decir el único, en el 2012, con Zapatero arengando a las masas como él sabe hacerlo (en esto es brillante , sin lugar a dudas) y con ese poder hipnótico de que goza, ganará otra vez las elecciones, y entonces a Rajoy no le quedará otro remedio que dimitir, como hizo Joaquín Almunia sólo con la primera derrota que tuvo en 1996.


3

Zapatero ama el poder porque el poder da muchas cosas a las que es muy difícil renunciar cuando se tienen: gloria, fama, fortuna, respeto, figurao, mando, altísimo nivel de vida para quien lo detenta, y para los suyos (porque estoy seguro de que el presidente ama a su familia, aunque quizás menos que al poder), y posibilidades infinitas de viajar y relacionarse con las personalidades más importantes del planeta en su época, y eso, en cualquier ser humano, hace sentir un orgullo tremendo. O sea, que a pesar de los inconvenientes que conlleva el poder, sobre todo en estas circunstancias, vale la pena luchar por alcanzarlo y después por mantenerlo. Por eso no me extraña que Zapatero no piense, ni en sueños, en dimitir, ni en dejarle el mando a otro de su propio partido. No. Eso jamás. Zapatero no es Almunia.

Lo que me pregunto es si en todo el PSOE el Secretario General ha logrado inyectar ese miedo que al parecer le tienen tantos... cuesta trabajo creer que en sus filas no haya personas que antepongan los intereses del Partido a los de un solo hombre, o a los suyos propios, porque gente decente, honesta, honrada y cabal hay en cualquier agrupación humana. Y en el PSOE la hay, indudablemente. Entonces, ¿qué sucede que ese partido parece haberse convertido en una masa mansa de corderitos que sólo saben aceptar sin ponerle ni una coma lo que diga el Jefe?

¿Qué puede suceder? ¿Qué nos queda? ¿Qué esperanza tiene España? Pues es muy difícil responder estas preguntas, porque si el destino de este país está en Rajoy, este país está frito en manteca de cerdo. Ojalá me equivoque, pero a España le hace mucha falta un líder fuerte sin vacilaciones a la hora de los mameyes, pues lo que va a heredar no es un jardín de rosas. Puede ocurrir algo tan descomunal que provoque un cambio de gobierno antes de las elecciones del 2012, pero dudo que eso ocurra. Y si llega esa fecha con Zapatero como pretendiente a la Moncloa, Rajoy lo tendrá muy duro, si también llega Rajoy como aspirante por el Partido Popular, que con todos sus problemas, que no son pocos ni pequeños, tendrá que pensar seriamente si ese es el candidato que podrá derrotar al ZPerpetuo en un nuevo clinch electoral.

Y no quiero mencionar la humillación que sufrimos quienes todavía tenemos vergüenza y orgullo patrio por habernos convertido en un país que ha perdido su soberanía, pues son extranjeros los que dictan a nuestro gobierno lo que tiene que hacer y ejecutar (Obama, la "fracasada" Merkel, Sarkozy, el FMI, Bruselas), cosa que nunca en su historia había padecido España. Lamentable y vergonzoso. Y todo por culpa de quienes nos gobiernan internamente.

La pregunta que se hacen millones de españoles de uno o de otro partido es para temblar: ¿podrá el nuevo gobierno (que tendrá que ser, por el bipartidismo, del Partido Popular), sacar a España del abismo al cual nos estamos aproximando cada día más? Los numerosos tertulianos radiales y televisivos que tenemos ya tienen con qué entretenerse y a la vez entretener a sus oyentes y televidentes por un largo período.

Augusto Lázaro