domingo, 25 de julio de 2010

¿QUIERE USTED TRIUNFAR EN ESPAÑA?

Aunque hay mucha competencia y poca oferta, no es muy difícil, si usted sigue las siguientes recomendaciones:

--proclame que usted jamás ha leído un libro (como Victoria Beckham) cada vez que tenga la oportunidad de que alguien lo escuche (si son muchos mejor), mire lo bien que le va a la graciosa modelo.

--no aprenda ningún idioma extranjero (¿de qué le serviría?), hable sólo el suyo y no muy correctamente, no vaya a ser cosa que lo tomen por un finolis, observe cómo lo hacen muchos en la tele que disfrutan de un altísimo nivel de vida.

--no lea periódicos ni oiga la radio, sólo vea la televisión (por supuesto los programas del famoseo, que son los que más lo ayudarán), pero de vez en cuando eche un vistazo a las revistas llamadas "del corazón" (de los famosos) para que tenga una visión amplia y profunda de quiénes son los que tienen la sartén por el mango, así, cuando lo oigan dirán: "¡qué bien informado está Fulano!"

--trate de hacerse amigo de algún presentador de la televisión (aquí quien no se conecta con la televisión no existe), es el primer paso de su carrera hacia el estrellato.

--ponga una foto de Belén Esteban en su billetera, o en su plástico del abono de transportes, y registre la agradable voz de "El Moñas" en su móvil, eso es de muy buen gusto, muéstrelas a todos con orgullo, algún día usted será como ellos y habrá muchos que tendrán su foto en sus equipos.

--no se pierda un solo partido de fútbol, para que pueda participar en las tertulias de los bares y opinar con conocimiento de causa y no de oídas.

--declárese fanático de las corridas de toros y despotrique contra esos estúpidos que protestan por las torturas naturales a esos animales salvajes condenados a servir de espectáculo culto a tan cultas y civilizadas personas que acuden a presenciar y a disfrutar la "fiesta nacional".

--levántese tarde y acuéstese ídem, viva la madrugada, que la noche no se ha hecho sólo para dormir, así conocerá sus encantos y a otras personas que como usted nunca dejan la cama antes del mediodía.

--use pantalones rotos tipo barrendero (esos que van arrastrando los bajos recogiendo el polvo y la inmundicia de calles y aceras), calce zapatos sucios y aplastados, lleve los botones superiores de la camisa (o de la blusa) desabrochados, y si es varón no se afeite diariamente, la barba de tres días es muy elegante (observe los que aparecen en las revistas de moda).

--no hable de política, a no ser que sea imprescindible, y en ese caso aparente inclinarse por la izquierda y por creer todo lo que dice el gobierno, y a quien no piense así endílguele el calificativo de facha, de ese modo se integrará a la resucitada gauche divine (y si no sabe qué es eso, no pregunte, pasaría por ignorante político, cosa grave en este país).

--declare que sus personajes históricos favoritos son Nuria Bermúdez y Dinio García, verá que despierta admiración en los círculos más representativos de esta sociedad.

--diga que su película favorita es la última de Torrente, que usted detesta la música clásica, que nunca ha visitado un museo de arte, que no tiene ni puta idea de quién es Tamara Rojo, y sobre todo, que es televidente fiel y fan del programa estelar GRAN HERMANO, que no se pierde ni las retrasmisiones del día siguiente, y repita sin cansarse que España es el mejor país del mundo y que como aquí no se vive ni en la tierra de Jauja (no importa que no sepa qué significa eso, nadie se lo va a preguntar).

--no se le ocurra emitir ninguna opinión negativa sobre los islamistas, nooo, caca, niño, que ese tema es sagrado, eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca.

--siempre que tenga la oportunidad (y cuando no la tenga búsquela) exprese su apoyo al juez Garzón, encuentre mal todo lo que hace la oposición que no arrima el hombro para ayudar al gobierno, el pobre, que está pasando por un mal momento y hay que ayudarlo, eche al viento su admiración por Cándido Méndez (el gran dirigente sindical) y por Moratinos (otro héroe nacional de la Nueva España), y sobre todo, declare a viva voz que antes que los fachas, que siga Zapatero, aunque el barco se hunda, y dé "mueras" a Franco, aunque este tipo murió hace mucho tiempo, pero hay gente que todavía no se ha enterado.

Y así más o menos, hasta lograr su objetivo, que es alcanzar la fama, la fortuna y la gloria, con la categoría de héroe si se esfuerza un poquitico más, sin sudar la camisa (o la blusa). Nada, que usted está por la ley del ningún esfuerzo, emulando a quienes triunfan y poseen un satandard de vida como si fueran presidentes del Congreso de los Diputados... Eso sí, primero mírese en el espejo: si usted es feo (o fea), despídase. Entonces usted no tiene aquí nada que hacer...

Augusto Lázaro