martes, 11 de octubre de 2016

4 OBRAS IRREPETIBLES

Agatha Christie es la única escritora de novelas policíacas que ha dejado en la historia de la literatura 4 obras irrepetibles por su originalidad y tramas únicas que si algún otro autor decidiera imitar quedaría sólo como un clon o una vulgar copia de los asuntos tan ejemplarmente tratados por la gran novelista británica. Esas 4 obras (3 novelas y un cuento) son:


El asesinato de Roger Ackroyd

10 negritos
Crimen en el Expreso Oriente
Testigo de cargo

¿Por qué las llamo irrepetibles? Veamos:

El asesinato de Roger Ackroyd es una novela que envuelve al lector en un cúmulo de posibilidades, dentro del cual adivinar quién es el asesino resulta imposible: ninguna imaginación lectora es capaz de descubrir, antes de que la autora descorra el telón que lo oculta, el personaje culpable de esa muerte que tan bien se describe en sus páginas, y que yo por supuesto no voy a desvelar para no matar la curiosidad de quienes no hayan leído esa obra maestra. Sólo diré que el asesino es el único que jamás podría imaginarse cualquier lector común (o iniciado), ya que resulta inimaginable que sea precisamente ese personaje quien haya cometido el crimen. Por eso es irrepetible...

10 negritos es la única novela policíaca donde TODOS mueren. Uno a uno, siguiendo la norma trazada por un poema infantil colocado en marco en cada habitación de los 10 invitados a la Isla del Negro, a quienes una voz megafónica acusa de horrendos crímenes que serán castigados sin que ninguno de ellos pueda evitarlo. Existe una versión cinematográfica de EEUU que es realmente un bodrio de mal gusto, donde irrespetuosamente al final quedan 2 de los 10 muertos según la obra, que mejor no ocuparse de ella. Sin embargo, hay una versión rusa de los 60 ó 70 que sí es respetuosa con el original y en donde efectivamente todos mueren, tal como en la novela, además muy bien hecha con todo rigor, que recomiendo a mis lectores que intenten localizarla. Por lo demás, otra obra que resulta irrepetible. ¿Estaríamos dispuestos a aceptar otra novela con 10 candidatos en una isla, condenados todos a morir? Creo que no. Por eso esta obra también es irrepetible...

Crimen en el Expreso Oriente vuelve a asombrarnos al tratar de un asesinato en el que TODOS son culpables (exceptuando, por supuesto a Poirot y a 2 empleados de la Empresa Ferroviaria). O sea, todos los viajeros asesinaron a la víctima, y eso sólo se descubre tras decenas de entrevistas y elucubraciones del famoso detective con ayuda del Gerente y el Doctor, hasta el final en el que se ofrecen 2 soluciones, una de las cuales deja libres de culpa a quienes han ejecutado a un miserable que sólo merecía la muerte. La versión cinematográfica dirigida por Sidney Lumet logró reunir a una verdadera constelación de estrellas, entre las cuales figuran Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, John Gielgud, Anthony Perkins, Vanessa Redgrave, Richard Widmark, etc. Una novela en que todos son culpables no puede volver a escribirse. Por eso ésta es igualmente irrepetible...

Testigo de cargo es un relato corto, que aparte de las virtudes acostumbradas en la Christie, nos ofrece una oportunidad única en la historia de la literatura policial: la clave del misterio se resuelve nada menos que en... LA ULTIMA PALABRA DEL TEXTO. En la versión para cine que protagoniza, como siempre de forma brillante, Marlene Dietrich, es la última palabra que pronuncia la actriz la que da la solución al crimen. Una obra que tampoco podría repetirse, pues cualquiera al leerla se sentiría frustrado, porque “ya eso lo escribió Ágata Christie”. Por tanto, también resulta irrepetible...

Sin dudas, pasaréis muchos ratos agradables junto al asombro y la sorpresa que se llevarán quienes no hayan disfrutado de estas 4 novelas únicas en la historia de la literatura policíaca y de misterio, en la que la autora británica es por encima de cualquier otro creador, una guía en la magistratura literaria que no admite imitadores...

Augusto Lázaro

www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

No hay comentarios: