lunes, 15 de junio de 2015

¿DE QUE TE QUEJAS?

+

Alegre esa cara, hombre, que no es para tanto: no tener trabajo tiene sus ventajas: usted cobra una prestación, mínima, pero es mejor que nada, y tiene todo el tiempo de su vida para dedicarlo a lo que usted desee, y dentro de eso, a buscarse algunas chapucillas que le proporcionen alguna entradita que nunca está de más, para que pueda ir al bar a darse un cañazo de vez en cuando y a comentar el partido de fútbol que se está pasando en el televisor que por estar consumiendo, aunque sólo sea una laaarga y comentada cerveza, no tiene que pagar nada ni abonarse a Canal + ni nada de nada: hombre, si usted es un tipo dichoso: cobra una prestación sin trabajar, va al bar a darse un gustazo algunas veces, ve los partidos de fútbol gratis, conversa con sus amigos, se despierta y se levanta a la hora que le viene en ganas, no madruga nunca, no tiene compromisos ni que aguantar al imbécil de su jefe dándole órdenes que ni usted ni ninguno de sus compañeros entiende, y en fin... ¿de qué se queja?

++

Este es uno de los pocos países del orbe (no me gusta esa palabra) en que se puede vivir sin trabajar o haciendo que se trabaja, y lo mejor: cobrando. Es verdad que la diferencia entre los seres humanos que lo pueblan es espantosa: desde el que sólo cobra una mísera pensión no contributiva de €366 hasta quienes tienen cuentas de más de 7 cifras en los bancos y se dan el lujo de vivir en varias casas (¿dije casas?, pues dije mal: palacios en realidad), y todavía hay quienes hablan de la igualdad de esta democracia donde hay gente que vive en la calle mientras otros tienen casas hasta en Hollywood que nunca usan. ¿Arreglar el mundo? No, gracias, no es mi oficio ni tengo ánimos ni fe ni fuerzas siquiera para intentarlo de lejos, pues hace mucho rato que me convencí de que este puñetero mundo es así como es y seguirá siendo así, vamos, que no tiene arreglo. Sí, lamentable, da pena, dolor, rabia, impotencia, pero usted y yo que somos un par de zoquetes sin ningún poder, ¿qué carajos vamos a hacer para enmendarle la plana al que lo hizo así? (aunque yo no creo que nadie lo haya hecho así ni asá, pero allá los creyentes que confían en que Dios no los abandonará... y no se dan cuenta de que ya los abandonó hace mucho rato)...

+++

Así que déjese de protestas, quejas, lamentos, ayes, maldiciones (de burros que no llegan al cielo según el refrán), y póngase para la cosa, que de ese modo le irá mucho mejor. Mírese en el ejemplo de esos que se pasan horas en las colas del INEM (sólo por formalidad, ya que no van a encontrar otra cosa ni quieren encontrarla tampoco) y verá que en realidad nadie está llorando a mares ni cuando pasa un autobús repleto se lanza ante sus peligrosas ruedas para decirle al mundo cruel adiós. Entonces, usted haga lo mismo: si está en la cola para que no digan que usted no busca trabajo, ríase y alégrese de estar en esa cola, que algún dinerito cobrará mientras no encuentre una peguita de 500 euritos (si acaso) que le sirvan, junto a lo otro de lo que ya hablamos antes, ¿se acuerda? para invitar a Lucinda a una pizza de barbacoa y echarse en el gaznate una copita o varias del mejor vino que vendan en el lugar que ella haya escogido (porque usted es un caballero y deja que las damas sean las que escojan, cosa que siempre hacen aunque los acompañantes no sean caballeros) o si hace mucho calor un par de cañitas bien frías con el cristal sudoroso para refrescarse y conversar sobre la suerte que tienen de no tener que pinchar para ganarse la vida honradamente como hacen los... los honrados, honestos y decentes que tanto abundan por estos lares...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr

www,facebook.com/augusto.delatorrecasas


http://elcuiclo.blogspot.com.es

No hay comentarios: