domingo, 13 de abril de 2014

ETERNA REPETICION

I educando al pueblo
Madrid, 19 de junio de 2009
Los vigilantes de seguridad suben al tren. Comienzan a hacer su recorrido por los vagones. Ven a un gamberro con los pies sobre un asiento y le dicen "por favor, baje los pies". El gamberro los baja. Los vigilantdes continúan su recorrido por los demás vagones...
Madrid, 11 de enero de 2014
Los vigilantes de seguridad suben al tren. Comienzan a hacer su recorrido por los vagones. Ven a una gamberra con los pies sobre un asiento y le dicen "por favor, baje los pies". La gamberra los baja. Los vigilantes continúan su recorrido por los demás vagones...
Madrid, 3 de septiembre de 2019
Los vigilantes de seguridad suben al tren. Comienzan a hacer su recorrido por los vagones. Ven a un señor corpulento con un bocadillo en las manos y con los pies sobre un asiento y le dicen "por favor, baje los pies". El señor corpulento los baja. Los vigilantes continúan su recorrido por los demás vagones...
II para que hechos como éste no se repitan
Cuando se comete un error grave por alguna institución estatal (por ej., una operación en la que el paciente quedó parapléjico) el gobierno siempre acude a una de sus frases favoritas: "tomaremos medidas contundentes para que hechos como éste no se repitan". Con ese sonsonete pretende consolar a los afectados que sólo reciben una indemnización económica y si acaso una disculpa de algún representante de la institución (en este caso Salud Pública) que se reúne con ellos y hace esa declaración en los medios de información. Esa cadena de errores no es casual ni ocasional: se cometen a diario. La solución que la institución afectada encuentra es entregarle una suma de dinero al dañado para toda la vida. Lo más lamentable es que tanto perjudicados como perjudicantes están convencidos de que “hechos como éste” continuarán repitiéndose por los siglos de los siglos... (Amén)
III el pueblo aprende... ¿aprende?

Cada vez que hay elecciones millones de ciudadanos con derecho al voto acuden a las urnas a votar por sus candidatos favoritos: creen en ellos, creen que quizás esta vez sí se va a arreglar la situación, con el nuevo gobierno se resolverán nuestros problemas, hay que tener fe, ya verán... y etc. Pasan los meses y los electores se van convenciendo de que estos nuevos gobernantes son iguales o peores que los anteriores, que sus promesas no se van a cumplir, y que la situación del país deja mucho que desear, etc. Pasa el tiempo que nunca se detiene. Vuelven otras elecciones. Millones de (los mismos) ciudadanos con derecho al voto acuden a las urnas a votar por sus candidatos favoritos: creen en ellos, creen que quizás esta vez sí se va a arreglar la situación, con el nuevo gobierno se resolverán nuestros problemas, hay que tener fe, ya verán... y de pronto la profesora dicta: alumnos, comiencen como siempre con la fecha: hoy es primero de abril de 2027...
Augusto Lázaro
@augustodelatorr

http://elcuiclo.blogspot.com.es

No hay comentarios: