lunes, 9 de diciembre de 2013

ESPAÑA EN EL CAMINO

1

David Antón, joven menor de 18 años, ha obtenido el título de Gran Maestro de la FIDE (Ajedrez). Confieso que no conocía ningún Gran Maestro de Ajedrez español y me ha sorprendido esta aparición en un país en el que el fútbol, la telebasura, los políticos y sus triquiñuelas, y alguna que otra bobería, logra la atención del llamado “gran público”. Lástima que la danza, la ópera, los museos, y otras manifestaciones del arte y la cultura, no llamen la atención de ese “gran público”, sobre todo de su parte más joven que entretiene su dolce far niente dejando que el tiempo le pase por delante sin que se de cuenta de que le está pasando, y muy rápido, por cierto. Me alegro de contar con este joven talento ajedrecístico al que espero seguir en su prometedor futuro, que ojalá no se vea tronchado por la incomprensión y la estupidez de quienes detentan un poder que parece no saber que existe el arte, la cultura y también el juego ciencia...

2

A todas estas, España sigue con vida, pese a tantos que hacen todo lo posible (y hasta lo imposible) por convertir este país en una de esas naciones a las que irrespetuosamente muchos llaman bananeras como si el cultivo de tan rica fruta pudiera deshonrar a quienes se dedican a tan noble tarea. Sigue con vida, aunque aquejada por una enfermedad que no parece remitir a pesar del esfuerzo tan noble de millones de sus hijos que no quieren verla en tan vergonzoso lugar entre las naciones más desarrolladas del planeta, y cuya medicina curativa pasa por la eliminación (no física, no se asusten, que todavía no me ha dado por mostrar mis instintos criminales) de casi todos los políticos que padecemos y que se empeñan en continuar ocupando responsabilidades para las que no están ni medianamente preparados, además de que han convertido el arte de la política en el gran negocio que da prebendas y sobre todo euros. Euros, lo que más parece interesarle a esos que mandan, o se creen que mandan, cuando en realidad aquí nadie sabe quién es el que realmente manda...

3

Pero no por machacar a quienes nos gobiernan (mal) y a quienes pretenden gobernarnos (quizás peor) vamos a olvidarnos de todo lo bueno que tiene este bellísimo país, no sólo en paisajes, ciudades, cultura y demás, sino en su propia gente, siempre amable, cariñosa, agradable, simpática, y predispuesta a hacerle un favor a cualquiera que lo solicite, sonriéndose en franca amistad, lo mismo con el propio que con el ajeno. Una cosa no empaña la otra. Pero lástima que estemos como estamos por culpa de quienes han tenido la oportunidad de conducir a este pueblo por caminos sin piedras y sólo se han ocupado de enriquecerse, aplastando hasta el más recóndito respeto por el pueblo que inocentemente acude a las urnas en cada nueva convocatoria. Como (creo que) lamentablemente volverá a acudir tan pronto anuncien nuevas elecciones para que sean elegidos los mismos sinvergüenzas de siempre, cuyo único cambio es que ahora sus caras son más duras que antes. Tanto, que en ellas pudiera encenderse una cerilla...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr


http://elcuiclo.blogspot.com.es