lunes, 18 de marzo de 2013

LAS EQUIVALENCIAS


Un amigo que vive en La Habana sostiene, en sus conversaciones conmigo vía Internet, una especie de filosofía a la que ha llamado TEORIA DE LAS EQUIVALENCIAS. Por más que le he insistido en que escriba todo lo que me ha dicho, dándole forma de ensayo, se resiste, porque mi amigo ha caído en eso que podemos llamar molicie: envuelto en el dolce far niente no dispara un chícharo desde hace tanto tiempo que el peor día, cuando vaya a escribir algo, se va a dar cuenta de que se ha olvidado de cómo hacerlo. Pero cada cual es cada uno y una docena, actualmente, hay quien pone en duda que sean doce. Y sin embargo lo son...

Su TEORIA DE LAS EQUIVALENCIAS dice cosas interesantes, como ésta: “En España hay libertad y sacan a la gente de sus casas cuando no pueden pagar el alquiler por alguna razón. En Cuba no hay libertad, pero no echan a nadie de su casa aunque no pueda pagar el alquiler, o sea: no hay desahucios”. Dicho así parece simple, pero analizando a fondo la cuestión, lo ideal sería que en todos los países hubiera libertad y no echaran a nadie de su casa por ningún motivo, a no ser la comisión de algún delito por parte de los inquilinos que en todo caso no irían a la calle sino a la cárcel. O sea, que mi amigo plantea en su malogrado ensayo que no se puede tener todo lo deseable en ningún sitio. “En todas partes es más o menos lo mismo”, dice, “no lo mismo exactamente, sino una situación similar en cuanto a cosas que no están bien o con las que no estamos de acuerdo”. La perfección,  por tanto, es cosa de ilusos o románticos extemporáneos que todavía viven confiando en un destino mejor posible. “La cosa está clara –insiste mi amigo- en unos lugares hay unas cosas pero no hay otras, y viceversa, de ahí que yo diga que en todas partes es más o menos lo mismo”. Cuestión, que habría que ver hasta dónde llega esa afirmación de justa con la situación universal...

Bien. De acuerdo con la imposibilidad de tener todo lo que se desea, o de que el mundo sea y esté como quisiéramos. Ilusiones vanas. Mi amigo me dice que al carecer de algo se tiene algo, o sea, yo, por ejemplo, no tengo coche, pero tengo casa donde vivir relajadamente. Si en un país determinado hay personas que carecen de bienes materiales o inmateriales, en  otro puede haberlas que los tienen, pero a su vez carecen de cosas que quizás en el primer país las tienen aquellos que no tienen éstas del segundo país. ¿Complicado? ¡Qué va! Cosa de meditar un poco a ver si encontramos el quid de la teoría. Más claramente: si yo vivo en España careciendo de cosas que tenía en Cuba, el equivalente sería: si yo viviera en Cuba tendría esas cosas añoradas, pero carecería de las cosas que tengo en España. He ahí la equivalencia...

Pero las generalizaciones siempre implican el riesgo de equivocarse: en todas partes NO es lo mismo, aunque existan equivalencias en el tener o no tener (el ejemplo de Cuba/España citado) y no puede servir de consuelo o de resignación aceptar que “si yo tuviera...” o “si yo viviera...” porque el futuro que podríamos vivir partiendo del pasado que vivimos, nadie puede saberlo. Más claro: si yo en lugar de salir de Cuba con destino a España hubiera emigrado a Canadá, por ejemplo, ni mi amigo ni yo ni nadie puede aseverar cómo estaría hoy, si mejor, igual o peor. Esas especulaciones, a pesar de las equivalencias, caen en el cesto de los desperdicios proféticos. Y el tiempo de los profetas (creo que) se ha terminado desde hace un buen rato...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr


NOTA: si usted está interesado en leer alguna entrada de este blog sólo tiene que teclear en la barra de direcciones el título del blog y el de la entrada. Por ejemplo, si quiere leer la primera entrada de 2010 escriba:

la envolvencia el quinto vicepresidente

y le saldrá una lista, de la cual haga clic en el quinto vicepresidente y enseguida le sale la entrada. Así mismo si usted quiere tener la lista de las entradas 2010-11-12 lo remito a lo publicado el pasado jueves 14 en este blog. Si no puede encontrar la entrada con el método anterior, vea en la portada del blog la lista por años y meses y pinche el mes donde está la entrada que desea leer. Muchas gracias.