domingo, 29 de noviembre de 2015

ESCRIBIR: ¿PARA QUE?

En el Centro Comercial y de Ocio enclavado en ese lugar que siempre está lleno de jóvenes y al que voy 1) porque me da la gana, y 2) porque ¿dónde voy a ir, al asilo de ancianos venerables de San Emeterio Santovenia? Pues no señor, que la juventud es contagiosa, y cuando alguien que ya no es taaan joven se envuelve en ella, llega a creerse de verdad que todavía es joven y le queda mucha guerra que dar (y recibir). Pues como decía, en el citado centro, una de esas mañanas en las que el sol parece que está meditando si se deja ver o mejor espera a otro día con menos viento y ningún frío, me encuentro con Nicolás Duermevela (Nico para mí y para algunos que lo tratan todavía), y aclaro que el apellido no es inventado por mis ínfulas tardías de fabulador: el hombre se apellida así como lo están leyendo, si es que hay tontorrones del limbo que todavía leen lo que yo escribo, pero eso no viene al caso abierto, así que vamos a la concreta. Ah, caramba, si se me olvidaba lo más importante: el centro es el de Príncipe Pío, ya que centros comerciales y de ocio hay en Madrid hasta para perderse en ellos. Si no me creen dense una vuelta por La Vaguada, o mejor aún, por Makro, donde para localizar a un acompañante en la gastadera en grande con tarjeta tienen que avisar por la megafonía. Pero en fin...

Nico me confiesa que hasta él ha dejado de leer mi blog, porque
--la verdad, mi hermano (¿?) es que no me queda tiempo ni para apretarme el cinturón cuando los pantalones se me aflojan...
Y tiene razón. Por eso le digo:
--Pues sí, Nico, fíjate que después que murió Juan (Maguey) nuestro común amigo, al que recuerdo cada día con cariño, quedamos 4 gatos, incluyéndome yo mismo en la lectura del blog, porque déjame decirte que, aunque tú no lo creas, yo también lo leo...
Me corta como un cuchillo matavaca:
--No son 4 gatos, acuérdate de que Blogger envía automáticamente a tus contactos cada entrada que publicas, así que vienen siendo...
--Deja, que yo creo que ni esos que reciben el blog cada semana se toman el trabajo de leerlo. Y pensándolo bien, ¿para qué van a leerlo? ¿Qué van a ganar con ello?
--Nada, clarete. Perder el tiempo. Pero cuenta conmigo, soy tu lector más fiel, no te olvides de eso. Para aliviar tu tristeza de ignorado, te prometo que a partir del lunes seguiré leyéndote, total, dedicarte unos minutos no creo que vaya a perjudicar mi bienestar acostumbrado. Y vamos a echarnos dos calientes, que tú invitas, ¿eh? Acuérdate: tu lector  más fiel.
Y claro que tuve que pagar los cafés, el Nico se pasó de listo con el cuento de que me lee semanalmente, lo que no le cree ni El Tato (que puede que ese sí lo lea, ya que siempre está detrás del palo, como dicen en Cuba)...

El caso es que crear un blog y mantenerlo, sabiendo que no te va a leer ni Dámaso Alonso (si estuviera vivo, claro), es punto menos edificante que pararse en la esquina de Menéndez Pelayo y O’Donnell, a soñar con vivir en uno de esos apartamentos que aunque no los he visto deben estar para dar gritos de euforia cuando entres, así al menos te entretendrías viendo pasar a gente que ni siquiera sabe lo que es un blog, mucho menos que tú escribes uno que se llama así o asá, perdiendo tu precioso tiempo, diciendo tonterías que no tienen punta, en lugar de buscarte una acompañante para tus noches frías, acordándote del poema Invernal, de Rubén Darío, que tanto echaba de menos a aquella ingrata que a esa hora lo tenía al pobre vate abandonado como un latón de basura desperdigado en la acequia... pero esto tampoco viene al caso, si es que esto es un caso, que no lo parece...

Conclusión arriesgada: que tener un blog y además una cuenta en Twitter y otra en Facebook, además de conectarte diariamente a Internet a enterarte (aunque ya lo sabes) de lo jodido que está el mundo y que parece que va a empeorar... es atracarse de cascaritas de chayote, porque no vas a resolver con todo eso ni siquiera el placer (¿el placer?) de saber que algún que otro de tus amigos (o amigas) es tan... que una vez al año se va a dignar en buscarte en Internet y leer algo de ti para saber si todavía estás vivo, porque hasta eso, que la comunicación personal está en baja tocando el suelo y amenazando con meterse debajo de la superficie. De esta superficie que tanto cuidamos, no hay que olvidarlo, ¿eh? Vamos, que para eso somos ciudadanos ejemplares. No digo yo...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr


www.facebook.com/augusto.delatorrecasas

domingo, 22 de noviembre de 2015

ELLOS Y NOSOTROS

Reproduzco el post que publiqué cuando inicié este blog en 2010, que por su contenido mantiene su total actualidad, agregándole un comentario resumen concordante con lo que está sucediendo hoy, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo:
=====
Los islamistas se manifiestan en las calles contra Estados Unidos y contra Occidente, queman banderas norteamericanas y de otros países, gritan "¡muerte a América!", "¡guerra santa contra Occidente!", etc. Quieren imponer su cultura en nuestros países y los que residen en ellos no están dispuestos a asimilar la nuestra. No permiten que nuestras chicas entren en minifalda a sus instituciones, pero tratan de que sean aceptadas sus mujeres con el velo discriminador y humillante (no olvidemos que en muchos países islámicos las mujeres son "perras") y muchas cosas más que no vienen al caso. Tienen amplia libertad para hacer todo eso y mucho más en nuestros territorios, lo que jamás un occidental podría ni siquiera soñar en hacer en algunos de ellos. Nos consideran "infieles" a los que debería eliminarse, pues no tenemos a Alá por Dios ni a Mahoma por su (nuestro) profeta...
En cambio, nosotros, los occidentales, no podemos manifestar la más mínima crítica contra el islam ni contra quienes claman contra nosotros (cuidado, peligroso), ni por supuesto quemar una bandera de algún país islámico ni un muñeco que simbolice o represente a alguno de los muchos dictadores que rigen en esos países. Nos aventajan, y cada día más. Pueden hacer y deshacer a su antojo, algunas veces, como en nuestro país, con la anuencia o la tolerancia de nuestro gobierno y de la izquierda más rancia. Nosotros tenemos que tragarnos lo que pensamos y sentimos, porque... "no podemos ser como ellos"... ¡Qué bonito! ¿Qué dirán nuestros hijos cuando les entreguemos al primer país islámico de la Unión Europea dentro de... menos años de los que muchos piensan?
=====
Los atentados ocurridos en París sólo merecen una respuesta, y esa respuesta es la única que entienden estos malditos criminales: la fuerza. No se trata de castigarlos, ni amedrentarlos, ni asustarlos (nada de eso serviría para nada). De lo que se trata es de destruir totalmente al Estado Islámico, sin dejar ni la sombra de sus crímenes. Que no quede ni el recuerdo de tantas salvajadas. Solamente con esa acción conjunta y contundente podremos nuevamente vivir en paz y poder salir a la calle sin temor a que en la esquina esté esperándonos la muerte en un suicida idiota o en un coche-bomba que explote cuando pasemos por su lado paseando a nuestros hijos. Quien no lo vea así, no sólo es un equivocado, me atrevería a decir que hay que tener cuidado con él (o con ella), pues de esa actitud pudiera surgir un terrorista más. Al pan hay que llamarle pan. Basta ya de disfrazar las cosas. Hemos estado haciéndolo durante demasiado tiempo y muy caro hemos pagado llamar casabe a lo que es pan...
Augusto Lázaro
@augustodelatorr
www.facebook.com/augusto.delatorrecasas





lunes, 16 de noviembre de 2015

NOTICIAS DEL IMPERIO*

NOTICIAS DEL IMPERIO*
¿Militares al gobierno? Mala cosa. Esa sí es una casta y muy peligrosa. En todos los países donde los gobiernos están formados por militares, la ruina, la opresión, la falta de libertad, de democracia, de respeto a los derechos humanos, está garantizada. Hay quienes pretenden hacer de España otra Cuba, otra Corea del Norte. Pero por suerte esos nuevos césares qu e se proclaman salvadores no accederán al poder. Así que podemos seguir durmiendo en paz y soñando, que eso no cuesta nada, con un mundo mejor en el que el hombre sea hermano del hombre, otro sueño utópico, aunque hermoso...
===
Los grandes sindicatos (UGT y CCOO) parece que quieren jugar a lamebotas del PSOE, a juzgar por el acercamiento que tienen con el señor Pedro Sánchez  (¿no les recuerda eso al “cariño” que decía Zapatero que necesitaba de esos sindicalistas?) y la aceptación casi total que le dan al Secretario General con sus caras esplendorosas (como colegialas en amor) sus dos principales líderes (de los sindicatos). Cuando una organización sindical se coloca al servicio de un partido político, que se despidan los trabajadores, que muy poco va a hacer por ellos...
===
España necesita YA una renovación total no sólo de su arcaica Constitución y de las absurdas leyes electorales donde un hombre no es un voto o viceversa, cosa que parece más bien una burla a la población votante (y a la que no lo es), sino sobre todo a su sistema judicial que es otro de los absurdos que padecemos, y que, dependiendo de la interpretación que haga cada cual, un ladrón de comida, un estafador, un chanchullero y un asesino pueden ser condenados a exactamente la misma pena, sin tener en cuenta la magnitud del delito cometido. Un ejemplo vergonzoso es el caso de Ignacio de Juana Chaos, actualmente libre y feliz, que asesinó a 25 personas, por lo cual cumplió 18 años solamente, mientras que los hay que por un solo muerto todavía están entre rejas. Desde luego que así no se puede proclamar que en España la Justicia (o la ley) es igual para todos. Ni justa, como tanto gustan decir  que no lo es a los políticos que aspiran a renovarla... mientras no están en el poder...
===
Un país con 18 gobiernos (uno central, 15 comunidades autónomas, y 2 ciudades con status especial) no puede funcionar muy bien, y si además, para colmar el vaso, cada comunidad interpreta las leyes como puede o quiere y hace lo que le da su real gana, ¿qué se puede esperar? Este panfleto nació enfermo y a pesar de los años transcurridos que han servido para demostrar que no funciona, ningún gobierno, ni el Congreso ni nada ni nadie ha movido el meñique para desfacer este entuerto quijotesco. No tengo la varita mágica para una solución justa, lógica, correcta y definitiva, pero al menos expongo lo que pienso, seguro de que hay, como yo, millones de españoles que piensan lo mismo. Sin embargo, no se oye al gobierno ni a ningún aspirante al poder hablar de este problema seriamente. Al igual que la Constitución, la ley electoral y las demás leyes, y otras menudencias que pudieran mejorarse (o suprimirse), este asunto debería estar en la mesa de esos políticos que tanto aman el poder que se olvidan de que si llegan a él es para resolver los problemas del pueblo que los ha elegido y no para ninguna otra cosa, como suele suceder y sucede...
===
¡Ah! De Cataluña no voy a hablar: cansa y aburre, y es la primera vez que se supera al fútbol en tiempo dedicado en periódicos, emisoras radiales, canales de TV, tertulias, etc.
*título de uno de los principales libros de Fernando del Paso, reciente Premio Cervantes, autor también de novelas como José Trigo y Palinuro de México

Augusto Lázaro

@augustodelatorr


lunes, 9 de noviembre de 2015

LA PANTALLA EN BLANCO

+
La pantalla en blanco (hasta hace poco la hoja en blanco, aunque hay muchos que todavía siguen escribiendo en papel y hasta a mano) es un reto para todo el que pretenda en estos tiempos escribir o llegar a ser considerado escritor. ¿Considerado por quién o por quiénes? Ahí es donde radica la cuestión. Porque usted puede creerse que es un escritor (y hasta puede que lo sea) pero si nadie lo reconoce como tal, olvídese del intento y dedíquese a otra cosa, porque si persiste en su romántico empeño sólo conseguirá dos cosas: 1) perder el tiempo, el valioso tiempo que tantos desperdician en cosas aun menos trascendentes que llenar una pantalla de tonterías que quizás dentro de una década a usted mismo le parezcan tales, y 2) autogenerarse un estado deprimente que echará a perder su salud, y eso no es nada recomendable, vamos.
++
Pues como decía, dedicarse a la literatura es punto menos que una tontería, si no se es un nuevo Galdós o un renovado Hemingway, y ríndase a la evidencia: los Galdós y los Hemingway no abundan como las bolsas de basura dejadas a la intemperie por ciudadanos que no han superado todavía su etapa de incivilizados. Creo que fue el mismo Hemingway quien dijo algo así como que si vas a escribir un libro debes tocar un asunto que nadie haya tocado o si lo tocas, hacerlo mejor que los que ya lo han tratado. Y eso es más difícil que ver en Madrid un chino pidiendo limosnas.
+++
Lo he pensado muchas veces pero no me decido: ¿seguir escribiendo? ¿Dejar de hacerlo en mis cuentas de Twitter y Facebook? ¿Cerrar mis blogs LA ENVOLVENCIA y EL CUICLO? Las costumbres son difíciles de quitárselas de encima: cuando al fin logras hacerlo con una que te ocasionaba problemas te sientes como si te faltara alguna pieza en el vestuario que llevas puesto y en algunos casos puede que padezcas una especie de estado depresivo no muy fácil de superar. Mientras, continúo al pie de la pantallita (y que cada día son más grandes) a ver en qué para la cosa. Porque todas las cosas siempre paran en algo, no son dimensionales que permanecen indemnes y perpetuas hasta que La Pelona decida terminar con ellas... y con quien las tenga o padezca.
++++
Cuestión, que oigan lo que me dijo un día una ejecutiva de una editorial más o menos aceptable, en confianza, y con  mi promesa de no revelar su nombre, tras una discusión amigable del por qué no publicaban mi novela: en España, para darte a conocer tienes que publicar, pero para publicar tienes que ser un conocido... y mire usted, como dicen algunos políticos, con estos truenos... de verdad que hay que pensárselo muy detenidamente para seguir tecleando...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr
www.facebook.com/augusto.delatorrecasas


lunes, 2 de noviembre de 2015

EL ARTE DE MENTIR

+
Creo que fue Stalin quien dijo que "la estadistica es el arte de mentir con numeritos" y en eso tenía razón (en algo al menos la tenía), porque siguiendo la información que a diario aparece en los medios sobre cualquier asunto de cierta importancia, el que consume el menjurje lo mismo visual que auditivo que con ambas cosas se da cuenta, si no es tonto, de que le están embutiendo una de las grandes, al no tener reparos en lanzar al espaio cantidades que me recuerdan a aquella profe que tuve de niño a la que le encantaba soltar la palabra inconmensurable, que tanto placer me causaba oírsela decir en sus clases de matemáticas. Donde hace explosión la palabrita es en la politica: cada vez que se publica una encuesta los resultados que aparecen son distintos, aunque aproximados, al parecer para que no se vean demasiado exagerados. Pero en los números es donde más aprietan los que publican esas encuestas, que no deben ser quienes las hacen por teléfono o a pie de calle: si fueran ciertos, no habría necesidad de celebrar comicios, se sabria de antemano el resultado y cataplún. ¿Y toda esta presentacion con ribetes teatrales para qué? ¡Ah! Todo tiene su motivación bien definida (para los que están en el potaje, para el pueblo sólo acciones o indecisiones). El lector tendrá que hacer uso de su materia gris, si es que la tiene, para desenredar esta madeja que a mí mismo me costó mucho tiempo desenredarla. Así que... ¡a pensar!, que como decía mi tío Pancho Casas, "la cabeza no se hizo sólo para usar sombrero", hombre...
++
Otra de estadísticas que da risa:  esos twitteros o facebookeros que se atribuyen cantidades astronómicas de seguidores... leí una vez una que no se andaba con disimulos para declarar que tenía nada menos que... ¡95,000 seguidores! Oiga, que parece una broma, pero cuando leí la información varias veces supe que era muy en serio que esa dama se habia creído realmente que los lectores éramos idiotas convencidos que creeríamos todo lo que nos pusiera al alcance de nuestros ojos insólitos ante tal atrevimiento. ¿Que usted se lo cree? Pues seguro que usted es de los que tiene millones de seguidores, vamos. Ni Obama se las da de tener tantos...
+++
Y otra más, esta de números discretos: Mariano Rajoy declaró en su entrevista con Ana Blanco en TVE que "España es el país que más crece en Europa" y aunque fue ripostado, mantuvo su afirmación a pesar del extremado autobombo. Pero un día después, en el diario gratuito 20 MINUTOS, su director editorial, Arsenio Escolar, publicó de manera rotunda (no cito los nombres para ahorrar espacio y vista a los lectores) que hay nada menos que 16 países que crecen más que España durante 2015. ¿Quién dice la verdad? ¡Ah!, ese intríngulis es apropiado para que nuestro amigo, el mago birmano Loh Tse Toddo se ponga para la cosa y deje en la vergüenza dura (si la tiene) al autor de tamaña mentira. ¿Sucederá? ¿O nos quedaremos, como siempre, esperando una aclaración que nunca llegará a publicarse? Como tantísimas otras que andan por ahí, esperando... porque ese es el verbo que más ejecutan los españoles: esperar. Siempre estamos esperando algo, y a veces ni siquiera sabemos qué...
Augusto Lázaro
@augustodelatorr