domingo, 28 de junio de 2015

LOS 3 INTENTOS

+

Uno de los grandes males creados vía sistema nervioso es el que algunos llaman “sufrir por adelantado”, o sea, una persona que piensa y/o cree que le va a suceder algo malo, o que su salud va a empeorar, o que lo van a echar de su trabajo (los motivos pueden ser tantos que sería inútil reseñarlos), y así pasa el tiempo (auto)martirizándose hasta alcanzar proporciones de calmantes y tranquilizantes que en definitivas no van a resolver su problema, porque su problema está dentro de él. Hay casos, muchos, en que al final de varios meses (y a veces años) de angustia no sucede nada de lo que esa persona imaginó que podía suceder, y ya está: a reconquistar (cosa no muy fácil) su vida normal y maldecir ese tiempo que pasó “sufriendo por adelantado” lo que no llegó a suceder(le).

++

Los libros (y revistas, separatas, folletos, etc.) llamados de autoayuda se multiplican como curieles y últimamente los hay que tratan toda clase de asuntos y problemas que debe afrontar una persona y cómo resolverlos, ofreciendo una buena cantidad de fórmulas, métodos, consejos, etc., que han llegado a formar parte importante de esa pequeña biblioteca (por darle algún nombre) que cada familia tiene en su casa. No pongo en duda que estos tratados puedan ayudar a alguien, pero tengo una amiga que puede servir de ejemplo de hasta dónde esos libros pueden, en lugar de ayudar, perjudicar a quien los lee casi como parte de su vida diaria a la que ya no pueden renunciar. Esa amiga me confesó que no puede vivir sin esos libros, sin abrirlos, hojearlos, leerlos, y lo más importante: guiarse al dedillo por todo lo que aconsejan que se haga ante cualquier problema o situación a afrontar. Le dije ¿por qué no tiras toda esa “literatura” en el cesto de una vez y te atreves a afrontar tus problemas tú sola, sin hacerle tanto caso a quienes han escrito esas cosas que son seres humanos como tú?
Por poco se pelea conmigo... Hasta ese punto había llegado su dependencia de esas autoayudas que era capaz de perder a un amigo con tal de no renunciar a seguir al pie de la letra las instrucciones que daban tantas páginas dedicadas a decirle a las personas lo que debían o tenían que hacer cuando se les presentara algún problema, o para vivir y sentirse mejores. Pero lo más importante: que cuando le pregunté cuántos problemas había resuelto guiándose por esos consejos se quedó como muda, intentando recordar alguno... y al final seguimos como amigos, olvidándose ella de que la mejor autoayuda que puede proporcionarse está en su propia cabeza y no en toneladas de páginas con recomendaciones que convierten en otro problema a quien las colecciona para dedicar su vida a la lectura y seguimiento de tantas ideas que para seguirlas hay que renunciar a todo lo demás.

+++

A todas éstas, se componen los gobiernos municipales y regionales, muchos de los cuales forman una amalgama de ideas y conceptos que ojalá no echen al traste las “buenas” intenciones de sus integrantes para echar a andar este país con un gran cambio que no se cree que sucederá ni El Tato, que en el fondo sabe que “de los políticos no esperes nada, porque to’s son peores”, como decía mi tío Pancho Casas conversando con su sobrino favorito en Pinar del Río en los años 50. Soy partidario del bipartidismo, sobre todo por una razón de mucho peso: los países bipartidistas son los más ricos, prósperos, poderosos, y donde la democracia triunfa sin mayores circunstancias adversas: mi propia experiencia me dice que donde muchos piensan distinto en una sola agrupación (y a veces no se ponen de acuerdo), no puede progresar la buena intención, y en lo que acaba volviéndose esa agrupación es en un eterno discutir puntos de vista que a la larga perjudican el desarrollo de la empresa (o del país) que pretenden echar adelante. Bueno, cada cual con su librito, a ver cómo salimos de ésta, que ojalá no sea como salió Cataluña con el tripartito, una experiencia a tener en cuenta que por lamentable ignorancia o autosuficiencia nadie tiene en cuenta...

Augusto Lázaro

@augustodelatorr



http://elcuiclo.blogspot.com.es

lunes, 15 de junio de 2015

¿DE QUE TE QUEJAS?

+

Alegre esa cara, hombre, que no es para tanto: no tener trabajo tiene sus ventajas: usted cobra una prestación, mínima, pero es mejor que nada, y tiene todo el tiempo de su vida para dedicarlo a lo que usted desee, y dentro de eso, a buscarse algunas chapucillas que le proporcionen alguna entradita que nunca está de más, para que pueda ir al bar a darse un cañazo de vez en cuando y a comentar el partido de fútbol que se está pasando en el televisor que por estar consumiendo, aunque sólo sea una laaarga y comentada cerveza, no tiene que pagar nada ni abonarse a Canal + ni nada de nada: hombre, si usted es un tipo dichoso: cobra una prestación sin trabajar, va al bar a darse un gustazo algunas veces, ve los partidos de fútbol gratis, conversa con sus amigos, se despierta y se levanta a la hora que le viene en ganas, no madruga nunca, no tiene compromisos ni que aguantar al imbécil de su jefe dándole órdenes que ni usted ni ninguno de sus compañeros entiende, y en fin... ¿de qué se queja?

++

Este es uno de los pocos países del orbe (no me gusta esa palabra) en que se puede vivir sin trabajar o haciendo que se trabaja, y lo mejor: cobrando. Es verdad que la diferencia entre los seres humanos que lo pueblan es espantosa: desde el que sólo cobra una mísera pensión no contributiva de €366 hasta quienes tienen cuentas de más de 7 cifras en los bancos y se dan el lujo de vivir en varias casas (¿dije casas?, pues dije mal: palacios en realidad), y todavía hay quienes hablan de la igualdad de esta democracia donde hay gente que vive en la calle mientras otros tienen casas hasta en Hollywood que nunca usan. ¿Arreglar el mundo? No, gracias, no es mi oficio ni tengo ánimos ni fe ni fuerzas siquiera para intentarlo de lejos, pues hace mucho rato que me convencí de que este puñetero mundo es así como es y seguirá siendo así, vamos, que no tiene arreglo. Sí, lamentable, da pena, dolor, rabia, impotencia, pero usted y yo que somos un par de zoquetes sin ningún poder, ¿qué carajos vamos a hacer para enmendarle la plana al que lo hizo así? (aunque yo no creo que nadie lo haya hecho así ni asá, pero allá los creyentes que confían en que Dios no los abandonará... y no se dan cuenta de que ya los abandonó hace mucho rato)...

+++

Así que déjese de protestas, quejas, lamentos, ayes, maldiciones (de burros que no llegan al cielo según el refrán), y póngase para la cosa, que de ese modo le irá mucho mejor. Mírese en el ejemplo de esos que se pasan horas en las colas del INEM (sólo por formalidad, ya que no van a encontrar otra cosa ni quieren encontrarla tampoco) y verá que en realidad nadie está llorando a mares ni cuando pasa un autobús repleto se lanza ante sus peligrosas ruedas para decirle al mundo cruel adiós. Entonces, usted haga lo mismo: si está en la cola para que no digan que usted no busca trabajo, ríase y alégrese de estar en esa cola, que algún dinerito cobrará mientras no encuentre una peguita de 500 euritos (si acaso) que le sirvan, junto a lo otro de lo que ya hablamos antes, ¿se acuerda? para invitar a Lucinda a una pizza de barbacoa y echarse en el gaznate una copita o varias del mejor vino que vendan en el lugar que ella haya escogido (porque usted es un caballero y deja que las damas sean las que escojan, cosa que siempre hacen aunque los acompañantes no sean caballeros) o si hace mucho calor un par de cañitas bien frías con el cristal sudoroso para refrescarse y conversar sobre la suerte que tienen de no tener que pinchar para ganarse la vida honradamente como hacen los... los honrados, honestos y decentes que tanto abundan por estos lares...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr

www,facebook.com/augusto.delatorrecasas


http://elcuiclo.blogspot.com.es

domingo, 7 de junio de 2015

EL BERENJENAL

+

La experiencia del tripartito catalán no le ha servido a ningún político aspirante a gobernar (en cualquier nivel) y tras las elecciones autonómicas y municipales recientes se nota el alboroto por formar gobiernos de varios partidos, cada cual por supuesto tirando a su tendido, cuyos resultados a la larga se verá que no son los mejores para el desarrollo de este país. Ahora no acaban de entenderse, cuando estén en el poder tampoco se entenderán y esto contribuirá a convertir España en un verdadero berenjenal que no podrá progresar, pues cada partido, en lugar de pensar en el pueblo al que debe dedicarse enteramente, dedicará sus fuerzas a intentar superar las ideas y las acciones de quienes compartan con él cada gobierno, además de mantener su lucha de siempre contra los adversarios (enemigos) de la oposición... y viceversa...

++

Los países más ricos y prósperos son aquellos donde reina el bipartidismo (EEUU, Reino Unido, Canadá, Australia, etc.), lo que no quieren ver los políticos atrasados españoles que ahora han tomado como moda la creación de nuevos partidos en todas partes y la formación de acuerdos, pactos y agrupaciones para gobernar, ignorando que mientras más partidos haya gobernando una misma región, más tiempo tendrán que dedicar los mismos a analizar, discutir, reunirse, cambiar impresiones y ponerse de acuerdo en cada ley que se le ocurra a alguno de ellos mientras el pueblo espera con paciencia de gato que resuelvan sus problemas de una vez y se dejen de tanto bla bla bla que a nadie beneficia. No es tan difícil de comprender, pero para algunos parece cosa de la teoría de la relatividad de Einstein o algo parecido...

+++

Demasiadas agrupaciones políticas nunca pueden reportar beneficios a la población que dirijan al unísono (¿al unísono?) por las razones expuestas. Contra la teoría demagógica que un día el Gran Timonel lanzó al espacio para darse golpes de pecho de su apertura hacia le diversidad de opinión (Mao dijo: “que florezcan cien flores, que cien escuelas rivalicen”) se impone el razonamiento irrebatible de que en el mundo hay fundamentalmente dos ideas, dos tendencias, dos puntos de vista en los cuales pueden caber perfectamente ramificaciones parecidas (nunca iguales) pero que en el fondo se integran hacia esas dos posiciones que existen desde la llamada Revolución Francesa y por la que se siguen y se seguirán rigiendo las acciones que en cada país se desarrollan de acuerdo con el grupo gobernante. Eso de la “tercera posición” nunca ha tenido éxito, por la simple razón de que hay que preguntarse si en verdad existe una tercera posición en política. Yo tengo muchas dudas al respecto, pero me inclino hacia lo que considero lo mejor para la humanidad: el ejemplo que dan los países citados (y otros) donde se mantiene desde siempre la diversidad de opinión en el bipartidismo que los ha llevado a la posición privilegiada de ser los más desarrollados, prósperos y ricos del planeta. Con sus más y sus menos, ya lo sé, pero con la primacía de los “más” ante los “menos”...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr



http://elcuiclo.blogspot.com.es