domingo, 23 de febrero de 2014

NOSOTROS LOS TERRICOLAS

Dña. Lolita Acosta, Directora de la Fundación Reyes y Juglares Vallenatos de Colombia me ha enviado el texto que reproduzco por su contundencia e interés general. Al final del mismo está la procedencia y autoría de tan excelente escrito.
Informe de un extraterrestre tras visitar la Tierra

SOBRE LOS SERES MÁS INTELIGENTES DE LA TIERRA ESTE ES EL INFORME DE UN EXTRATERRESTRE QUE NOS VISITÓ:

1) Tiran sus deshechos a los ríos y los lagos… Y luego tratan de purificarlos para tener nuevamente agua cristalina como la que ya tenían.

2) Siembran para alimentar a sus hermanos menores (los animales), los cuales necesitan muchísimos kilos de vegetales para engordarlos y luego comérselos, en vez de comerse ellos los frutos de su Planeta y así habría alimentos de sobra para todos.

3) Incendian sus bosques, los talan para utilizar su madera y no plantan sus semillas para reponerlos. O los destruyen porque tapan la vista de una valla o de una edificación, cuando lo cierto es que si ellos desaparecieran, no tendrían más oxígeno para respirar.

4) Envían a sus hijos más fuertes y sanos al campo de batalla para luego inventar aparatos ortopédicos para que puedan movilizarse.

5) Ensucian el aire que necesitan para respirar.

6) Usan fertilizantes que han prohibido ellos mismos (luego de constatar su peligroso veneno) en sus cultivos de plantas comestibles.

7) Denominan fumigar a contaminar el aire y producir la muerte de las aves que transportan las semillas de un lado a otro además de ser las que se alimentan de aquellos insectos que perjudican sus siembras.

8) Usan conservantes químicos en sus alimentos que perjudican la salud. Con todo esto que usan sin medida ni control se enferman y luego crean medicamentos para curarse.

9) Utilizan la energía atómica con la que inventan sofisticados aparatos para matarse entre ellos, aparatos que, a la vez, les dejan deshechos nucleares, los que entierran en lugares que se convierten en zonas cancerígenas y productoras de deformaciones en sus cuerpos físicos cuando están en estado fetal.

10) Interfieren el recorrido de los ríos poniendo centrales costosas para generar electricidad, olvidándose de que el Sol sale en todo el Planeta y da su energía sin costo y sin consecuencias.

11) Pierden 6.000 especies vegetales por día!

12) Las naciones del Norte prueban bombas nucleares en el Polo Sur de su Planeta, como si no fuera parte del lugar que habitan todos y haciendo como que ignoran que los iones negativos que quedan en el aire son atraídos por el Polo Norte que es el Positivo.

13) Destruyen con estas explosiones nucleares la capa de ozono que cubre el Planeta dándoles protección.

14) Inventan bacterias que minan la vida, con la excusa de guerras, para atacarse unos a otros, cuando todos son una sola humanidad y lo que le pasa a cada uno afecta a todos.

15) Arrojan semillas sobrantes al mar en un lado mientras en el otro los niños se mueren de hambre porque no tienen con qué alimentarlos.

16) Les venden drogas psicoactivas a sus jóvenes para luego tratar de curarlos.

17) Los educan desde niños con películas y dibujos llenos de violencia y luego los marginan por violentos.

18) Escuchan vibraciones fuertes que sobrepasan los decibeles de tolerancia de sus órganos auditivos, las denominan música, y luego inventan audífonos para los sordos.

19) Se alimentan con desechos de cadáveres de animales, llenos de bacterias y grasas y luego inventan aparatos y dietas para quitarse los residuos adiposos y las enfermedades que, en consecuencia, se producen en sus cuerpos físicos.

20) Cazan a los animales con los que deben compartir el hábitat de evolución, minando las especies, por el sólo hecho de poner la cabeza del cadáver de adorno en los containers en que viven.

21) Usan la energía del dinero para subordinarse unos a otros creyéndose importantes los que la acumulan, como si se la llevaran al retirarse del Planeta.

22) Acumulan cosas materiales que no usan haciendo incómodo y sucio el lugar en el que viven.

23) Utilizan la sangre del Planeta, a la que denominan petróleo, para movilizar sus vehículos, los que a su vez y como consecuencia, contaminan el aire que respiran cuando ya tienen los conocimientos para hacer vehículos que funcionan con agua, los cuales generarían oxígeno que a su vez, lo purificarían.

24) Ensucian los océanos, agreden la vida en cualquier forma que ésta se manifieste.

25) Guardan los cadáveres de los que abandonaron sus cuerpos en lugares que llaman cementerios, contaminando el Planeta con las bacterias y enfermedades que hayan tenido, en vez de purificarlos con el fuego. Y estos lugares que aparentan ser hermosos jardines, son en sí, centros de angustias y depresión para las ciudades en donde se hallan, con lo cual pareciera que homenajean y honran más a la muerte que a la vida.

26) Suponen que las líneas divisorias entre naciones, que no dejan de ser un invento para tener más orden, los hace diferentes los unos a los otros y se pelean por la posesión de diferentes lugares del Planeta, como si realmente alguien podría poseer algo. A algunos los denominan “terratenientes” y a otros “los sin tierra”, no ven que todos pertenecen a la misma evolución de ese Planeta llamado Tierra.

27) Invaden territorios que pertenecen a los animales, diezmando especies sin consideración. Utilizan las pieles de los cadáveres de éstos, igual que en la Edad de Piedra, y quienes las usan se creen importantes y sobresalientes.

28) Crían animales con cuidados y atención y, a veces, hasta les demuestran cariño, para luego alimentarse con los restos mortales de ellos.

29) En nombre de la Paz inventan armas cada vez más sofisticadas.

30) En nombre de la Salud inventan medicamentos para curar las enfermedades que también inventan.

31) En nombre del Amor crean las imágenes de horror más espeluznantes y justifican el desamor.

32) En nombre de la Libertad construyen sus propias cárceles de dolor y sufrimiento.

33) No respetan a los niños ni entre ellos mismos. Se matan unos a otros. Se roban unos a otros. Se menosprecian unos a otros como si todos no fueran parte de la misma Vida.

34) Hablan de Amor, de Paz, de Libertad, de Dios, pero no entienden nada!

VISITA Y COMENTA:

Augusto Lázaro

@augustodelatorr

http://elcuiclo.blogspot.com.es

lunes, 17 de febrero de 2014

NAVIDAD: JAMAS LA PERDERE

Vuelvo a recordar y me parece que nunca dejaré de ejecutar ese verbo que a decir del viejo poeta santiaguero don Ernesto Crespo Frutos (no tan buen poeta como buena persona, que es mucho mejor y abunda menos) sirve para soportar los últimos años a vivir de cualquier ser humano. “Recordar es volver a vivir el tiempo que se fue”, decía una canción española que un grupo de los 50 llamado CHAVALES DE ESPAÑA (que nadie en España recuerda, no comprendo por qué) cantaba en Cuba (e incluso filmó una película titulada HOTEL DE MUCHACHAS) y era el leit motiv del viejo Crespo en nuestras conversaciones en las que nunca faltó su sentido del humor, su amistosa sonrisa, y su compañerismo a toda prueba en los momentos en que necesité sentirlo, que no fueron pocos.

Recordando a Crespo y a aquellos años imborrables en Santiago de Cuba, a las mujeres que eran otro tema permanente de su conversación, a las actividades literarias en la Casa de Heredia y en los municipios de la provincia, me sitúo en mi época actual en Madrid, y me doy cuenta de pronto, como el sonido de un rayo al caer sin que nadie lo esperara, de que estas últimas navidades se me han escapado casi sin que me diera cuenta. Como no soy el viejo Scrooge (de la entrañable novela de Charles Dickens sobre la Navidad), no he tenido que asomarme a la ventana o salir a la calle a preguntarle a algún niño paseante qué día era el 25 de diciembre, siempre presente en mi memoria vital con los posibles mejores recuerdos de mi niñez feliz, de mi
primera adolescencia y de mi posterior adultez en mi ciudad natal, Pinar del Río, donde vive y trabaja mi única hija. No hizo falta: esta Navidad de 2013 se me fue de las manos (y del tiempo y del espacio) con esa rapidez con que suelen irse de las manos los momentos que queremos disfrutar hasta el límite, porque encierran y encarnan sensaciones que no tendremos en el resto del año.

Y como preámbulo de esa fecha tan querida y añorada apenas pasa, el día de mi cumpleaños una mujer a la que quiero con pasión y permanencia ilimitadas me hizo el regalo más bonito que me han hecho desde que vivo en este país del que soy desde hace casi 20 años un hijo más. El valor de un regalo siempre ha sido para mí algo abstracto: no me interesa el dinero ni los bienes materiales salvo para que me den la satisfacción de poder usarlos como necesidad más bien espiritual, lo que he logrado sin esa ansiedad casi morbosa del que anhela y desea más y más al no conformarse con lo que tiene, aunque lo que tenga pueda darle esa felicidad que no hay que atiborrar de artículos, equipos, adornos, vestuario, y demás cosas materiales que a la larga no nos sirven por su cantidad, sino por lo que pueden ofrecernos según nuestro requerimiento. Recuerdo siempre la sentencia: “no es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita”. Por eso el regalo recibido que nada tenía de material me llenó ese día señalado y penetró en mis entrañas haciéndome lagrimear de la emoción recibida, por tan oportuno, inesperado y reconfortante. Lo necesitaba y ella  colmó esa necesidad.

Glosando al viejo Scrooge de Dickens hoy puedo decir: ¡Navidad! No la perdí. Y no la perderé jamás...

Augusto Lázaro



@augustodelatorr

domingo, 9 de febrero de 2014

EL CAMBALACHE ETERNO

1

Todo parece indicar que la maldad está ganando cada vez más posiciones y que los malos están desplazando a los buenos como modelo a seguir en los medios de difusión masiva.  Sólo dos ejemplos: la ONU ha admitido a Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de ese organismo universal, y la CELAC ha nombrado presidente al dictador Raúl Castro, y se reunió en La Habana, a donde asistieron muchos gobernantes latinoamericanos a rendirle pleitesía al hombre fuerte que al parecer los aterroriza con su poder de largo alcance. Que sin dudas lo tiene. Y lo ejerce.

2

La Unión Europea traza sin contemplaciones la ruta a seguir por sus miembros, y este continente en su casi totalidad está gobernado por una persona: la canciller alemana, Angela Merkel, la segunda dama de hierro de Europa (la primera fue Margaret Thatcher) que controla, dirige y manda en todos los países, porque Alemania es la primera potencia económica de la UE y la cuarta en todo el mundo (EEUU – China – Japón – Alemania – Francia – UK, etc.) y si se desentiende del resto del continente, adiós Unión Europea, el desbarajuste total de sus 28 miembros, sin otra solución posible. Y para colmo, también la UE se congracia con regímenes totalitarios que no respetan los derechos humanos ni permiten libertades a sus pueblos, y con el apoyo que reciben de la UE proclaman que así como están están de maravillas.

3

O sea, que no estaba lejos aquel que proclamó que “poderoso caballero don dinero”. También Martí tenía clara conciencia del valor (inevitable, por desgracia) del dinero cuando dijo: “país que compra manda, país que vende obedece”. Pero no parece que la humanidad se haya vuelto peor de lo que siempre fue. Si atendemos a la letra del tango CAMBALACHE, de Santos Discépolo, veremos que -lamentable pero cierto- esta humanidad que muchos creen que actualmente es la peor de toda nuestra historia, siempre ha sido más o menos igual. Dediquemos unos minutos a leer la letra de ese tango (quizás muchos recuerden la música), que a veces en la literatura (y el tango lo es a menudo) está reflejada la real y eterna característica de los seres humanos...


Cambalache
autor: J Santos Discépolo
Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis y en el dos mil, también.
Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos, barones y dublés.
Pero que el siglo veinte es un despliegue
de maldá insolente, ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue y en el mismo lodo
todos manoseaos.

Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro, generoso, estafador...
Todo es igual! Nada es mejor!
Lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón.

Qué falta de respeto, qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón...
Mezclao con Stravinsky va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia junto a un calefín.

Siglo veinte, cambalache problemático y febril...
El que no llora no mama y el que no afana es un gil.
Dale, nomás...! Dale, que va...!
Que allá en el Horno nos vamo a encontrar...!
No pienses más; sentate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao...
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata, que el que cura,
o está fuera de la ley...

pd: he respetado la ortografía y el lenguaje populachero del autor para que se conozca en su expresión auténtica lo que nos quería decir cuando compuso esta pieza.

Augusto Lázaro

@augustodelatorr






domingo, 2 de febrero de 2014

LA MUERTE, ESA FIEL COMPAÑERA

¿Teme usted a la muerte? Pues deje de temerla: si usted se muere tendrá tal cantidad de ventajas que vale la pena pensar en ese trance con una amplia sonrisa. Oiga... o mejor dicho, lea. Si usted se muere:

--No se cansará nunca más: no hacer nada no cansa, y usted estará sin hacer nada eternamente.

--No tendrá más dolores de cabeza, de barriga, de muelas, de nada. Usted estará libre de dolores físicos. Y hasta morales.

--No se preocupará más por su apariencia personal: envejecimiento, arrugas, piel colgante, vestuario, etc. Ya nada de eso le ocupará ni un segundo en su mente.

--No tendrá que ocuparse de comprar ropas ni zapatos ni jabones ni pasta dental. Nada. Se acabaron los gastos en cosas terrenales baladíes.

--No le interesará poner el despertador, pues ya no tendrá que levantarse temprano para ir a trabajar: por fin usted habrá librado de ese coñazo del trabajo y del imbécil de su jefe. Y para siempre. Claro que no tendrá pensión, pero no le hará falta, no necesitará dinero para nada. Al fin podrá prescindir del vil metal.

--Se olvidará de la amenaza de desahucio: nadie lo sacará de donde esté ni habrá ningún banco hostigándolo con la hipoteca. Tremendo lío se quitará de encima. Tranquilidad total en cuanto a la vivienda, que en lo adelante será gratis y de por vida... es decir, de por muerte.

--Nada de reuniones, asambleas, manifestaciones, concentraciones, protestas, pancartas, porrazos en la chola, etc. Usted estará justificado para no tener que asistir a ninguna de esas escaramuzas tan frecuentes últimamente en nuestras calles.

--Se terminarán los papeles, las citaciones, los formularios, las fes de vida, los cobros en el banco, los descuentos, las entradas incómodas, los créditos en su cuenta de ahorros (o corriente): usted no tendrá ninguna cuenta, amig@. Créame, l@ envidio.

--Los vecinos impertinentes con sus ruidos y sus televisores a todo volumen no volverán a molestarl@.

--No verá moscas, mosquitos, cucarachas, arañas, ningún bicho lo importunará en lo adelante, y si alguno lo hace, ni se enterará.

--Se acabará la cocina, el fregado, la ducha, el afeitado diario (qué faena), ninguna ocupación doméstica, ningún niño malcriado aturdiéndolo con sus jodentinas, ninguna vecina metiéndose en lo que no le importa, fuera todas esas molestias que no le dejaban ni leer el periódico en paz.

--Y eso de leer el periódico para dispararse las mentiras de los políticos, la hipocresía de los empresarios, los chanchullos de los sindicatos... todo eso se irá a volina, como el papalote de Cuquito.

--Enterrado (nunca mejor dicho) todo tipo de preocupaciones, sufrimientos, ansiedades, estreses, iras, cabreos, insomnio, dolores, analíticas, consultas médicas, colas en los supermercados, rebajas, mandados, nietos al parque los domingos, dominó en el centro de mayores... no, si cuando yo lo digo: ¡l@ envidio, amig@ mí@!

Así que si se acuerda de la muerte, ríase, que otra cosa no merece esa señora a la que muchos llaman “la pelona” con su ya no tan temerosa guadaña...

Augusto Lázaro


@augustodelatorr


http://elcuiclo.blogspot.com.es